Roser Tarragó lanza la pelota ante la marca de Xiao Chen. / Fernando Bizerra (Efe)

Tokio 2020 | Waterpolo femenino

España jugará las semifinales contra Hungría

La selección de Miki Oca brilla ante China (11-7) en cuartos de final y avanza con paso firme hacia las medallas

Pío García
PÍO GARCÍA Enviado especial a Tokio

Hungría es la única valla que separa a España del combate por el oro. En su camino hacia la semifinal, las húngaras se han permitido gestas extraordinarias, como la derrota que infligieron a la todopoderosa selección de Estados Unidos, campeonas en Río y en Londres y máximas favoritas en Tokio, pero también una impropia derrota contra China, equipo al que este martes desarmó España. La semifinal se disputará en la piscina Tatsumi, sede del torneo olímpico de waterpolo, el jueves (10.50 hora española). Ninguna de las dos contendientes pasaron excesivos apuros en sus partidos de cuartos de final: España se impuso a China con autoridad (11-7) y los húngaros, aunque sufrieron más, acabaron solventando en el último cuarto su duelo contra Países Bajos (11-14).

España avanza a semifinales con magníficas sensaciones, acrecentadas tras la lección defensiva que ofreció contra China, que jamás se vio con posibilidades de acortar la ventaja que España cobró en el primer cuarto. Un parcial de 3-0 en el minuto cinco del partido se convirtió en una grieta insalvable para las chinas, que se agotaron de nadar contracorriente y que demostraron no estar aún al nivel de las grandes potencias del waterpolo mundial.

La precisión de Judit Forca en los lanzamientos, con cuatro goles, mantuvo la ventaja cuando las chinas despertaron. La jugadora vallesana se lució con algunos tantos de muy bella ejecución, como el que alojó en la escuadra al comienzo del segundo cuarto. La segunda protagonista del partido fue la portera española, Laura Ester, que se agigantó en el último tramo del partido, cuando China salió en estampida a por el empate y a España se le agotó la munición ofensiva. Cuatro paradas de gran mérito de la portera del Club Natación Sabadell desquiciaron a las delanteras asiáticas, que acabaron chocando contra un muro al que no encontraron resquicios.

En la otra semifinal se enfrentará la gran favorita del torneo, Estados Unidos, contra Rusia. España ha conseguido ya superar el resultado que obtuvo en Río (quinta) y sueña con igualar al menos su mejor clasificación olímpica: esa plata de enorme valor que las guerreras del agua se colgaron hace nueve años en Londres.