Tokio 2020 / Boxeo Bochornoso espectáculo del boxeador Mourad Aliev

El púgil francés no aceptó la descalificación al final del segundo asalto, fruto de varios cabezazos al rival, intencionados según los jueces, y pagó su enfado con golpes a la cámara, escupitajos y cortes de manga

R. C.

Bochornoso espectáculo del boxeador Mourad Aliev, indigno del espíritu deportivo que debe presidir cualquier competición en unos Juegos Olímpicos. El púgil francés de origen ruso fue descalificado al término del segundo asalto de su combate ante el británico Flazer Clarke por propinar varios cabezazos, intencionados según los jueces.

Sin embargo, no aceptó la decisión y pagó su enfado con varios golpes a la cámara, escupitajos y cortes de manga, un comportamiento inaceptable. «No es justo, todo vieron que yo había ganado. Me robaron», se quejó amargamente Aliev.