De izquierda a derecha, Bernardo Salom, Manolo López, Kevin Rosales, Sebastián Hernández y Simón Farías, en el acto de RSD Canarias.. / A. M.

Una joya educativa para navegar a todo trapo

La Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias presentó uno de los muchos proyectos de RSD Canarias; un material audiovisual didáctico sobre botes y barquillos

JULIA C. FARÍAS Las Palmas de Gran Canaria

Fue antes. Y como medio de trabajo para ganarse el sustento en la bahía de Las Palmas de Gran Canaria, cuando aparecieron las velas latinas en el horizonte, admirando quienes estaban en tierra firme la destreza de los marineros para manejarse en el mar y llegar a sus refugios. Pero, fue en 1904, 118 años ya, cuando se tiene constancia de la primera regata de vela latina canaria, con motivo de una competición deportiva encuadrada en las fiestas del Barrio de San Cristóbal.

Desde entonces se habla del deporte vernáculo, se trabaja con él, se disfruta de los éxitos del Unión Alcaravaneras, por citar a uno, se generan las rivalidades, ¡aquellas pegas del Minerva y el Morales, el dos y el tres de la flota!, aparecen los patrocinadores y la vida sigue, a veces no tan viento en popa como se querría, pero, resistiendo, igual que lo hacían quienes salían a buscar el sustento diario en el Siglo XIX.

Con todo ello, el pasado fin de semana, la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias le daba un nuevo impulso a este deporte, la vela latina canaria, que tiene dos ramas, los barquillos y los botes, que se diferencian en sus características, técnicas y de manejo.

El Varadero de la Federación de Vela Latina Canaria fue el escenario para presentar el material educativo audiovisual de doce minutos de introducción a los deportes de los barquillos y botes. / A. M.

El organismo que dirige Manolo López, quien fuese portero de la UD Las Palmas y del CD Tenerife en los años 80 y 90, ha incluido un estupendo trabajo audiovisual, enriquecido por las opiniones y aportaciones de marineros curtidos en la competición, en el que se desgranan los detalles de ambos tipos de embarcaciones y los que la rodean, desde los vientos alisios hasta el trabajo de las mujeres y hombres dentro de estos barcos que no dejan indiferente a nadie cuando se deslizan por las aguas de las costas de las Islas Canarias.

Se trata de una pieza más del macroproyecto que es RSD Canarias, es decir, la apuesta por crear una línea de trabajo para desmenuzar la responsabilidad social aplicada al amplísimo universo del deporte en las ocho islas de Canarias donde si algo se vive con gran pasión es el deporte. Dieciséis ramas tiene esta iniciativa de visibilizar el deporte en las islas como elemento fundamental en el desarrollo sostenible de Canarias, potenciar la ciudadanía activa e incrementar el nivel de la práctica deportiva.

Así pues, en el Varadero de la Federación Canaria de Vela Latina Canaria ( FVLC), en el Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, se presentaba ese material audiovisual sobre la vela latina canaria que acabará entrando en los colegios de todas las islas para seguir sembrando la semilla de uno de nuestros deportes tradicionales.

Junto a Manolo López estuvieron presentes el presidente de la Federación de Barquillos de Gran Canaria, Simón Farías, y Bernardo Salom, de la FVLC, además de una amplia representación de los tripulantes de los diferentes barquillos y botes que hoy en día están activos en las competiciones.

A. M.

Homenaje a dos noventones, Porteño y Tomás Morales

Además, este acto de presentación se aprovechó para que la Dirección General de Deportes le entregase una distinción simbólica a dos botes históricos como son el Porteño, que lleva el número uno en su vela, revitalizado y en acción, tras unos años de zozobra, y el Poeta Tomás Morales, con el número 3 junto a su mástil. Los dos fueron inscritos en 1932 y, por lo tanto, están celebrando su noventa cumpleaños. Sebastián Hernández, un histórico porteñista, representó a su bote, y Kevin Rosales, patrón del Poeta, recogió la distinción de manos de Manolo López.