Joel Rodríguez llega a esta cita continental muy seguro de su preparación física y esperanzado de poder lograr el objetivo propuesto. / C7

VELA

Joel Rodríguez: «Llego al Campeonato de Europa con muy buenas sensaciones»

El deportista grancanario ya se encuentra en Gdansk, en Polonia, junto al resto del combinado preolímpico español de la recién denominada clase ILCA7 (Láser Standard)

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

Tras conseguir el Campeonato de España, celebrado el pasado mes de septiembre en Ibiza, volver a competir con la flota internacional tras el confinamiento, es un gran aliciente para él.

La última competición de alto nivel que llevaron a cabo fue en Enoshima (Japón) en septiembre de 2019. La decisión de no acudir al Mundial celebrado en Australia el pasado mes de febrero y las anulaciones de pruebas tan importantes como el Princesa Sofía en Palma de Mallorca o la cita de Génova perteneciente a la World Cup Series por la covid-19, fue duro varapalo para el equipo preolímpico español. Pero Joel Rodríguez defiende el enorme esfuerzo físico que desarrollaron durante el confinamiento y las concienzudas sesiones de agua que llevaron a cabo durante la desescalada primero en la bahía Las Palmas de Gran Canaria y una vez permitida la movilidad por nuestro país, en la bahía de Palma de Mallorca.

«Este Campeonato de Europa será una prueba de fuego para nosotros. Por un lado, tenemos ganas de medirnos con la flota internacional, pero reconozco que hay mucha incertidumbre», comentó el grancanario. El equipo español que estará defendiendo los colores a partir del próximo 9 de octubre con las dos primeras pruebas clasificatorias, está compuesto por Jesús Rogel, Carlos Roselló, Guillermo Flores, y los regatistas del Real Club Náutico de Gran Canaria Joaquín Blanco y el propio Joel.

Los 133 especialistas que tomarán parte tendrá que competir en 12 regatas a partir de este jueves

Un total de 133 inscritos conforman la flota de esta competición que a pesar de ser Europeo, está permitida la participación de regatistas de otros continentes que optarán a un trofeo para todo el conjunto.

Joel Rodríguez llega a esta cita muy seguro de su preparación física y esperanzado de poder lograr el objetivo que se ha planteado: estar en el top ten de la flota, un planteamiento ambicioso, pero realista. Para ello, cuenta con dos bazas. Las condiciones que, a priori, se presentan en Gdansk son las típicas del norte de Europa en esta época, con vientos inestables.

«Hoy en la sesión de entrenamiento hemos tenido 12 nudos con viento de mar y ola, pero esto no está asegurado», manifestó el regastista isleño. Esto beneficia enormemente a Joel Rodríguez, pues se considera un regatista polivalente en diferentes franjas de intensidad. Las buenas sensaciones y el reciente título nacional que consiguió precisamente con estas condiciones tan diferentes hace unas semanas en Ibiza, se convierten en el aliciente que necesita el grancanario para despejar esa incertidumbre que ronda en su cabeza.

Respecto a las consecuencias de la covid-19 en la vela olímpica, Joel Rodríguez solo saca enseñanzas positivas, como el tiempo que ha ganado el equipo para prepararse mejor y poder clasificar a España en los próximos Juegos Olímpicos, aunque reconoce que lo que más le está costando es trabajar sin objetivos concretos y cerrados, al no estar los eventos deportivos asegurados. Joel lleva poco tiempo en el ILCA7 como se denomina desde hace pocas semanas a la categoría Láser Standard y confía llegar a 2021, a priori año olímpico, con la experiencia necesaria.

A partir de este jueves y hasta el próximo martes, doce regatas, de las cuales seis clasificatorias, cuatro para semifinales y dos para la gran final, será el nuevo reto para Joel Rodríguez y compañeros de equipo. Llega el gran momento esperado de estar con los mejores de nuestro continente y con la pena de que los australianos y kiwis, grandes dominadores de esta categoría, no acudan por la situación sanitaria.

Y mirando con prudencia el calendario, tras esta cita europea, vuelta a la isla, donde el equipo preolímpico tiene previsto tener su base de invierno y estar en la Semana Olímpica Canaria.