Fútbol: Selección española

Gran Canaria vuelve a teñirse de rojo

17/11/2018

Llega el día esperado para la isla con la disputa esta noche del partido amistoso de la selección española frente a Bosnia y Herzegovina. Una espera de 11 años que llegará a su fin con el emotivo saque de honor de Silva, al que se le rendirá homenaje.

El estadio Gran Canaria cambiará esta noche el amarillo por el rojo para animar a una deprimida selección española que regresa 11 años después a la isla con un mal sabor por culpa de su derrota en Zagreb. En un encuentro marcado por el homenaje que se le brindará al grancanario David Silva al comienzo del duelo, quien realizará el saque de honor, la Roja se enfrentará ante Bosnia y Herzegovina pendiente de lo que ocurra unas horas antes en Wembley entre Inglaterra y Croacia, para conocer su futuro en la Liga de Naciones.

La derrota del pasado jueves en Zagreb ante los croatas deja como única opción al combinado de Luis Enrique para clasificarse para la fase final de esta competición internacional que se produzca un empate entre las otras dos selecciones, en partido que comenzará a las 14.00 horas.

Mientras espera conocer su suerte, el combinado nacional regresa a Gran Canaria más de una década después de su última presencia, en un partido que ha levantado expectación en la isla a pesar del poco atractivo cartel del rival, y que en los prolegómenos tendrá como gran protagonista a David Silva, futbolista de la casa que marcó una época en el equipo español, quien recibirá un cálido agasajo y realizará el mencionado saque de honor. El mediapunta del City, de 32 años, se proclamó campeón del mundo en Suráfrica 2010, y también fue partícipe de los títulos de las Eurocopas obtenidas en 2008 y 2012. El de Arguineguín disputó 125 partidos oficiales con España, en los que anotó 35 goles. Una leyenda que vivirá el partido en el palco de un estadio que podría convertirse en su feudo más pronto que tarde, y es que en más de una ocasión, Silva ha declarado su deseo de terminar su carrera en Las Palmas.

Luis Enrique aprovechará el partido para dar minutos a los futbolistas que no participaron en Zagreb entre los 23 que tiene a su disposición, tras la baja de Sergio Ramos, lesionado, quien se marchó directamente a Madrid después de la derrota del jueves en tierras balcánicas. Con un sistema defensivo cuestionado tras los últimos encuentros, en los que España ha encajado seis goles, el técnico asturiano probablemente regenerará el once inicial empezando desde la portería, donde el guardameta del Chelsea, Kepa Arrizabalaga, puede tener su oportunidad en lugar de David de Gea, quien volvió a fallar en la cita ante los croatas.

Gran Canaria vuelve a teñirse de rojo

Además, podrían debutar en la zaga Diego Llorente (Real Sociedad) y Mario Hermoso (Español), dos «jóvenes con experiencia» como los ha definido Luis Enrique, así como Pablo Fornals (Villarreal) y Brais Méndez (Celta de Vigo), éste último el descarte de la convocatoria en Zagreb. Tras este último compromiso de 2018, España esperará a conocer en diciembre sus rivales para iniciar la fase de clasificación del Campeonato de Europa 2020, cuyos primeros partidos serán en marzo de 2019.

Se espera una gran entrada en el recinto de Siete Palmas, con un público con ganas de fútbol de primer nivel, y también de poder olvidar momentáneamente la convulsa actualidad en la que se encuentra su equipo, que este fin de semana estrena entrenador tras una victoria en los últimos ocho partidos y lleva demasiado sin dar espectaculo en el Gran Canaria.

Por su parte, la selección de Bosnia y Herzegovina, que dirige el técnico croata Robert Prosinecki, llega al amistoso de hoy reforzada en su confianza tras nueve partidos consecutivos sin conocer la derrota, aunque algo debilitada por la ausencia de Miralem Pjanic, lesionado. Tampoco estará el defensa Ognjen Vranjes, quien padece una inflamación respiratoria.

Los bosnios, que han conseguido la primera posición en el Grupo 3 de la Liga B de la Liga de Naciones, viajaron a Canarias después de que un empate en Viena ante Austria, el pasado jueves, les asegurara el paso a la Liga A de la siguiente temporada. Además, podrán jugar el play-off en la Liga B para el próximo Europeo si no pasan las clasificaciones directas.

La selección de Prosinecki, exjugador entre otros equipos españoles de Real Madrid, Barcelona, Oviedo y Sevilla, sumó diez puntos en los cuatro encuentros disputados en la Liga de Naciones, con un solo gol recibido. Por lo que a pesar del poco nombre de su combinado nacional, prometen dar guerra el representativo español esta noche en el Gran Canaria.