Trabajo extra para Stevic -en la imagen- e Ilimane Diop en las zonas con las bajas de Pustovyi y Khalifa. / ACB PHOTO

El Gran Canaria busca un triunfo vital para cerrar el año

Los amarillos, con la baja de última hora de Khalifa Diop, reciben este lunes al UCAM Murcia con la obligación de sumar para seguir en la dura lucha por un puesto en la Copa del Rey

ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

A falta de solo tres jornadas para el corte de la primera vuelta, al CB Gran Canaria solo le salen las cuentas ganando este lunes (20.30 horas) al UCAM Murcia para seguir optando a ganarse un hueco en la Copa del Rey de Granada.

O lo que es lo mismo, despide el año el cuadro isleño obligado a sumar ante un rival directo por alcanzar esa plaza copera tan deseada como complicada, teniendo en cuenta los muchos equipos que aún tienen posibilidades para ganarse ese privilegio.

El reto no será ni mucho menos fácil. Visita la guarida claretiana uno de los equipos más enérgicos de la ACB y, sobre todo, el que más puntos anota de todos (86,43 de media por encuentro). Un Murcia que de sumar en la isla pondrá pie y medio en la cita de febrero y que, por lo tanto, no se dejará nada, como de costumbre pero un poco más, en su batalla en Siete Palmas.

Llega el grupo murciano sin su capitán, un Sadiel Rojas que cayó lesionado el pasado domingo ante el Madrid. El resto de la plantilla, extensa y sobrada de calidad, sí estará en la cita, con Taylor, Davis, recientemente renovado, y McFadden liderando su arsenal, muy bien escudados por los centímetros de Lima, Cate o Radovic, y la experiencia de Vasileiadis o Tomás Bellas, excapitán de los claretianos y con dosis extras de motivación para brillar en un pabellón donde forma parte importante de su historia.

Porfi Fisac, el entrenador jefe de los grancanarios, no podrá contar una jornada más con dos de sus piezas claves en su rotación como son Pustovyi y Albicy, a la que se le suma la de Khalifa Diop, baja de última hora al dar positivo por la covid en el test previo.

Toca, por lo tanto, volver a doblar esfuerzos. Toca, por ejemplo, dar el nivel de la última cita, esa que el pasado miércoles pudo con toda una Virtus Bolonia, donde el Granca brilló en su colectivo con un partidazo y puntos desde todas las esquinas y muñecas.

Ganar hoy en día en la ACB es misión complicada, hacerlo en la recta final de la primera vuelta, donde muchos buscan hacerse un hueco en la Copa, ese primer gran objetivo de la temporada, lo es mucho más. Pero si quieren seguir con opciones los amarillos solo les vale ganar a uno de sus rivales más directos. Un triunfo que no sería aún definitivo para alcanzar la plaza, pero lo contrario, la derrota, sí que le alejaría sobremanera. La cita es, por lo tanto, de las grandes y de esas en las que no se debe fallar.