Un mes de tregua para negociar el convenio del fútbol femenino

18/11/2019

El acuerdo suscrito este lunes por los sindicatos AFE, UGT y Futbolistas ON prevé que no habrá más convocatorias de huelga, y se concede un mes para negociar el primer convenio colectivo del fútbol femenino español. Confían, sin embargo, en que el paro masivo del pasado fin de semana tenga sus efectos y que se reconozcan los derechos laborales de las jugadoras de la Primera División.

El 20 de diciembre emergió este lunes como nueva fecha clave en la negociación del primer convenio colectivo del fútbol femenino español.

Ese es el nuevo margen que tiene la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino -a la que no pertenecen el Athletic Club, el Barcelona y el CD Tacón, aunque también ellos deberán acogerse al convenio- para que este alto al fuego provisional sea definitivo.

La patronal, de hecho, se comprometió este lunes, en una reunión celebrada en la sede del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), a continuar las conversaciones sobre el marco de negociación establecido en la propuesta más reciente de la Dirección General de Trabajo.

En ella, según explicó el presidente de la Asociación de Clubes, Rubén Alcaine, se recoge un salario mínimo de 16.000 euros brutos anuales para los contratos de jornada completa. Esta cantidad bajaría hasta los 12.000 euros con el 75 por ciento de parcialidad que están dispuestas a aceptar las jugadoras.

Ese era, en todo caso, el principal punto de choque de los sindicatos con las 13 entidades deportivas asociadas, inamovibles durante 13 meses en una parcialidad del 50% -8.000 euros para una media jornada-.

El paso dado ahora por los clubes desenredaría el conflicto.

Subrayó David Aganzo, presidente de AFE -el sindicato mayoritario en la mesa negociadora-, que el paro de las futbolistas en la novena jornada fue clave. La imagen de ocho estadios vacíos resumió su unión los días 16 y 17 de noviembre.

"Ellas tienen las cosas muy claras", remarcó el exfutbolista.

Él ve el nuevo escenario planteado este lunes como un resultado "positivo" de ese plante.

"La huelga y los parones no le vienen bien a nadie", le contradijo Rubén Alcaine, aunque con un tono mucho más amistoso que en encuentros pasados. "Hemos acordado seguir hablando, intentar llegar a acuerdos y ponernos como fecha límite el 20 de diciembre para ese acuerdo final, que esperamos que se pueda realizar (...) sin tener esa presión de que si no llega en esta jornada volver a hablar de otro parón que no beneficia a nadie", recalcó.

Las conversaciones, según fuentes de la patronal, continuarán en los próximos días en privado.

La Asociación de Clubes debe hallar en las próximas semanas la financiación que le permita responder a las exigencias económicas que acarreará la firma del convenio colectivo bajo esos términos; y es que en aspectos como la protección en caso de maternidad, de lesión o de incapacidad, que también recogería el documento, "no" están "lejos".

A esta aproximación con la parte sindical deberá seguirle un acercamiento con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF); ya sea para aceptar su oferta de 1.152.000 euros para cubrir el gasto en salarios; o bien, como es deseo de la asociación, para conseguir la adhesión de los trece clubes asociados al Programa Elite y poder hacer uso consecuentemente de sus fondos.

"Eso no solo desbloquea el tema de financiación de cara a la huelga sino muchos problemas de cara a los derechos audiovisuales de muchos partidos que se están dando y el tema de los soportes propios de los clubes con Iberdrola. La intención es hablar esta semana con la federación", dijo Alcaine.

La gestión comercial y audiovisual son los otros asuntos a los que los clubes deben hacer frente, mientras empieza la cuenta atrás hasta el 20 de diciembre.