La selección española vuelve al trabajo con la mente puesta en Marruecos