Pep Guardiola habla con Jack Grealish, rutilante fichaje del Manchester City. / Andy Rain (Efe)

Temporada 2021-22

Todos contra el Manchester City

Chelsea, United y Liverpool aspiran pelear por una Premier League que regresa este fin de semana con el equipo de Pep Guardiola como principal favorito

DANIEL PANERO MADRID

Se acabó la espera en la Premier League. El máximo escalón del fútbol inglés levanta el telón este fin de semana más de dos meses después de que el Manchester City se coronara campeón. El equipo que comanda Pep Guardiola es el favorito para revalidar el título pero no se podrá confiar. Detrás aparecen candidatos con mucha historia y proyectos ilusionantes como los de Manchester United, Chelsea o Liverpool.

El Manchester City será el rival a batir en Inglaterra en la temporada 2021-22. Esa es la conclusión que se extrae tras el apabullante curso que firmó el equipo de Pep Guardiola y que concluyó con 86 puntos repartidos en 27 victorias, cinco empates y seis derrotas. El conjunto 'sky blue' fue el que más goles marcó -86- y el que menos recibió -32-. Con estas cifras sobre el tapete, nadie discute que es el máximo favorito para revalidar el título.

Además de con toda la pléyade de estrellas que ya compone el Manchester City, Pep Guardiola podrá contar con Jack Grealish, uno de los futbolistas que más brilló el año pasado en el Aston Villa. El habilidoso centrocampista de Birmingham ha aterrizado en el Etihad Stadium después de abonar 117 millones de euros por sus servicios, una cifra que le sitúa como el traspaso más caro del verano y uno de los jugadores a tener en cuenta en las opciones 'citizens'.

El camino del Manchester City hacia la Premier League no será, no obstante, un trayecto sencillo. En la acera de enfrente el Manchester United sigue dando pasos en esa transición desde que Sir Alex Ferguson se fuera de Old Trafford y su travesía cada vez parece más cerca de finalizar. El pasado curso terminó segundo y solo soltó el pie del acelerador cuando la distancia con el equipo de Guardiola ya era imposible de rebajar.

Los 'diablos rojos' mantienen además la estructura del pasado curso y han sumado dos futbolistas del más alto nivel con los que pretenden dar ese salto competitivo para optar al título. Raphael Varane llega tras haberlo ganado todo en el Real Madrid con el objetivo de formar un tándem de lujo junto a Harry Maguire, mientras que en la delantera la apuesta es Jadon Sancho, un futbolista que ya ha maravillado en el Borussia Dortmund, y que espera justificar los 85 millones de euros que se han desembolsado por él a base de goles y asistencias. El rendimiento de estos dos nuevos cracks será crucial para que el equipo de Ole Gunnar Solskjaer dé guerra en la Premier League.

El siguiente aspirante es el Chelsea. El equipo 'blue' se ha embarcado en los últimos años en un nuevo proyecto a base de talento joven y ha encontrado a las primeras de cambio el premio de ganar la Champions League. El objetivo ahora es lograr esa regularidad que faltó la anterior temporada y trasladar esa ambición por seguir ganando a la Premier League.

Para ello, Thomas Tuchel volverá a poner en liza toda la solidez que destruyó al Manchester City en la final de Do Dragao. Los César Azpilicueta, Thiago Silva, Antonio Rüdiger, N´Golo Kanté o Jorginho son la mejor garantía para que el técnico alemán apueste por la misma estructura defensiva y deje libertad a la imaginación a Kai Havertz, Mason Mount, Christian Pulisic o Timo Werner. Experiencia atrás y desparpajo arriba, esa es la carta de presentación del Chelsea para saltar la banca.

El cuarto equipo que completa el póker de principales candidatos en el Liverpool. Los de Jürgen Klopp tuvieron una temporada irregular y amenazaron con quedarse incluso fuera de los puestos de acceso a la Champions, pero los grandes conjuntos siempre vuelven. Eso es lo que espera un equipo que sabe lo que es ganar, que cuenta con muchos de los jugadores que levantaron la Premier en 2020 y que va a agradecer como pocos el rugido de sus aficionados cada fin de semana.

La otra vía

Si estos cuatro equipos se relajan, hay varios aspirantes dispuestos a dar la sorpresa. El Leicester, de la mano de Brendan Rodgers, ha levantado la FA Cup y la Community Shield. Estos dos títulos permiten continuar su particular era dorada y son un motivo más para creer que todo es posible en el club que preside el empresario tailandés Aiyawatt Srivaddhanaprabha.

Las otras dos opciones están en Londres y no se llevan bien. Arsenal y Tottenham vivieron juntos pero no revueltos una temporada de transición en la que terminaron octavo y séptimo respectivamente. El equipo de Mikel Arteta se ha reforzado con la llegada del prometedor central Ben White procedente del Brighton, mientras que el Tottenham tiene en el español Bryan Gil su principal novedad para este curso. Ambos son candidatos por historia pero a día de hoy parecen estar lejos de la lucha por la Premier League.