Jornada 15

El campeón recupera su identidad en Cádiz

Paciente, ambicioso y con pegada, el Atlético coge aire con una victoria contundente dirigida por Lemar

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

La Champions no es la Liga y el Cádiz no se asemeja al Milan, pero el Atlético tampoco se pareció en nada al equipo miedoso y ramplón que perdió ante los lombardos. Incapaz de ganar en las tres últimas salidas, el campeón jugó con personalidad, ambición, paciencia y concentración. Tardó en abrir la lata en la Tacita de Plata, pero cuando marcó Lemar, el mejor jugador de la tarde, no cometió el recurrente error de contemporizar. Marcó cuatro y pudieron ser más ante un rival al que no se le puede reprochar la actitud, pero con serias limitaciones que le harán sufrir este curso para mantener la categoría pese al enorme trabajo de Álvaro Cervera en su banquillo.

Simeone no suele repetir equipo, pero en Cádiz dio la oportunidad de reivindicarse a los mismos jugadores que cayeron el miércoles ante los 'rossoneri'. Insistió también con el 4-4-2, ya que Hermoso se situó de lateral zurdo, no un tercer central. Se notó desde el inicio la necesidad de los contendientes. El Atlético presionó alto ante un rival que acepta encantado jugar atrás, al contragolpe. La primera media hora de los colchoneros, más que aceptable, no se tradujo en grandes ocasiones por fallos en el último pase y porque la zaga de este Cádiz recordaba a la del curso pasado.

1 Cádiz

Ledesma, Iza, Haroyan, Cala, Espino, Álex Fernández (Bastida, min. 83), Jonsson (Fali, min. 83), Salvi (Arzamendia, min. 78), Perea (Negredo, min. 68), Sobrino (Chapela, min. 78) y Lozano.

4 Atlético

Oblak, Llorente, Savic, Giménez (Felipe, min. 34), Hermoso, Lemar (Correa, min. 73), De Paul, Koke, Carrasco, Griezmann y Luis Suárez (Cunha, min. 73).

  • Goles: 0-1: min. 57, Lemar. 0-2: min. 70, Griezmann. 0-3: min. 76, Correa. 1-3: min. 85, Lozano. 1-4: min. 87, Cunha.

  • Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño): Amarilla a Álex Fernández.

  • Incidencias: Partido de la 15ª jornada de Liga, disputado en el Nuevo Mirandilla.

Lo intentó una y otra vez el Atlético por la banda derecha con la velocidad de Llorente y y la habilidad de Lemar para romper líneas de presión. De Paul y Koke dominaban el centro del campo y Griezmann trataba de ser indetectable. Pero no encontraban a Luis Suárez y sus ataques morían sin mayor peligro. Tuvo una muy clara el uruguayo en el primer tiempo, solo ante el portero en un balón que caía del cielo, pero se precipitó. Muy extraño en el Pistolero.

Creció el Cádiz en el último tramo del primer tiempo. No hizo trabajar a Oblak, pero los constantes centros de Salvi y del Pacha generaban inquietud en una zaga que este año canta a la hora de contrarrestar los envíos laterales. Se retiró mareado Giménez, tras un manotazo sin intención, y pidieron los colchoneros a Gil Manzano la segunda amarilla a Álex Fernández, que arriesgó en una entrada a Carrasco.

Correa y Cunha, minutos de calidad

Se reanudó el choque con un Atlético cada vez más volcado. El Cádiz achicaba a base de ceder saques de esquina y el gol visitante se veía venir. Lo que nadie imaginaba es que lo anatase Lemar, de cabeza, tras un centro soberbio de Carrasco. El campeón había hecho ya lo más difícil, descerrajar al rival. Lemar perdonó el segundo en una contra de libro, salvada por Ledesma en el mano a mano, y le dio vidilla al enemigo. Avisó Negredo nada más salir. Hubo mano de Savic, pero la tenía pegada. Un espejismo. Abrochó la victoria Griezmann, tras gran combinación de Lemar y Llorente. Ya era coser y cantar. Buenos minutos para Correa y Cunha, reforzados con sendos goles. El gol de carambola de Lozano, en el que Oblak perdió la referencia, quedó en anécdota. Por primera vez esta campaña, el Atlético marcó cuatro goles.