Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
Saúl celebra el gol que le dio tres puntos al Atlético en Villarreal. Reuters

Saúl sale de la «mierda» para devolver al Atlético a la Champions

El ilicitano, que confesó estar en crisis tras fallar un penalti ante el Inter, decidió al final un duelo que los colchoneros debieron sentenciar en la primera parte y se complicaron con su paso atrás tras el descanso y el empate de Sorloth

Ignacio Tylko

Madrid

Lunes, 1 de abril 2024, 22:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Saúl Ñíguez, un internacional que desde hace tiempo no encuentra su sitio y tras fallar un penalti en la tanda victoriosa de su equipo ante el Inter confesó estar sufriendo un «momento de mierda», salió a tiempo en La Cerámica para anotar el gol de un triunfo clave del Atlético porque corta su hemorragia lejos del Metropolitano y le permite recuperar la cuarta plaza con dos puntos de ventaja sobre el Athletic.

Partido vistoso, pero extraño, en el que los madrileños merecieron vencer pero se empeñaron en sufrir por su falta de contundencia en las dos áreas. Y por el paso atrás con el cambio de Savic por Riquelme que propició Simeone en el descanso porque la cabra tira al monte y el argentino siempre fue 'amarrategui'. Una sustitución que coincidió con el crecimiento del Villarreal y su empate provisional, obra de Sorloth. Paso atrás para el equipo de Marcelino en su remontada hasta Europa. Volvió a perder nueve jornadas después.

Villarreal

Jorgensen, Mosquera, Mandi, Albiol (Pedraza, min. 81), Cuenca, Capoue (Comesaña, min, 65), Coquelin (Baena, min. 65), Parejo, Guedes (Morales, min. 70), Gerard Moreno (Traoré, min. 81) y Sorloth.

1

-

2

Atlético

Oblak, Llorente, Witsel (Azpilicueta, min. 65), Giménez, Reinildo, Riquelme (Savic, min. 46), Barrios (Saúl, min. 84), Koke, Lino, Memphis (Morata, min. 65) y Griezmann (Correa, min. 65)

  • Goles: 0-1: min. 9, Witsel. 1-1: min. 50, Sorloth. 1-2: min. 87, Saúl.

  • Árbitro: Melero López (Comité andaluz). Amarilla a Griezmann, Capoue, Parejo, Barrios, Saúl y Morata.

  • Incidencias: Último partido de la jornada 30ª en Primera, disputado en La Cerámica. Un minuto de silencio en memoria de Batiste González, exjugador y leyenda del Villarreal.

Con nada menos que cinco cambios respecto a la última derrota ante el Barça y sin dos campeones del mundo sancionados como Nahuel Molina y De Paul, el Atlético salió en plan muy mandón en La Cerámica. Sabían los colchoneros lo mucho que se jugaban y se encontraron con un rival técnico con el balón, pero lento y contemplativo, perdedor en casi todos los duelos individuales.

Liderados por un Griezmann muy mejorado de su esguince de tobillo tras descansar y recuperar en el parón liguero, los visitantes se plantaban en los dominios de Jorgensen con suma facilidad y disfrutaron de cuatro buenas ocasiones en 20 minutos de monopolio atlético. Solo acertó Witsel, que cabeceó en escorzo un balón que le puso Riquelme desde la esquina, pero el portero sueco, sobresaliente, salvó remates con marchamo claro de gol de Lino, tras un pase prodigioso entre las líneas enemigas de Griezmann, de Memphis y sobre todo el de Llorente tras servicio del neerlandés, titular en La Plana en detrimento de un Morata en horas bajas.

El apabullante dominio colchonero, con Riquelme esta vez como lateral de largo recorrido y Lino por dentro, no se tradujo en más goles y ello permitió ir respirando al Villarreal y tener más presencia en ataque, si bien en cada salida al contragolpe el Atlético daba sensación de peligro. Algunas pérdidas muy evitables de Koke, recién renovado, no fueron aprovechadas por un conjunto de Marcelino errático en los últimos mases e incapaz de hacer intervenir a Oblak en todo el primer acto.

El pasito atrás del Cholo

No obstante, sobre todo en las acciones de estrategia daba la sensación de que el empate podría llegar en cualquier momento. A Gerard Moreno y a Mosquera se le quedaron un par de balones en buenas condiciones, pero no acertaron con la portería. Quizá por ese peligro tan conocido del submarino a balón parado, el Cholo decidió retirar a Riquelme en el descanso y poner en el tablero a Savic, pasando Witsel al centro del campo.

Se reanudó el pleito con ese cambio defensivo del Atlético, toda una declaración de intenciones, y un intento de chilena fallido de Coquelin. Un aviso de que el Villarreal estaba muy metido en el partido. Fruto de su mayor intensidad y de la conocida fragilidad defensiva de su rival lejos de casa llegó el empate. Barrios perdió un balón en la salida y luego Sorloth pudo armar tranquilamente la zurda desde la frontal para sorprensder a Oblak.

Como la segunda mitad de su equipo era infame, Simeone optó por un triple cambio y en cierta forma desandar el camino andado. Fuera Memphis, flojo toda la noche, y un agotado Griezmann, además de Witsel, perdido curiosamente en su posición natural de mediocentro, y minutos para Morata, Correa y Azpilicueta. También Marcelino cambiaba sus piezas en esa partida de ajedrez, pero sin modificar el dibujo. Más desequilibrio con Baena, pretendido por el Atlético, músculo con Comesaña y experiencia y gol con Morales.

Creció de nuevo en el tramo final el camaleónico equipo del Cholo, que avisó con Correa y Morata, que prolongó con la testa al travesaño en otra acción de pizarra. También la tuvo en el otro área Parejo, tras error grave de Lino y pase de tacón de Baena, pero también perdonó. El duelo estaba muy abierto y lo cerró de remate sutil Saúl, que no marcaba desde la temporada pasada ante el Espanyol. Paradojas de este juego loco.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios