Aficionados del Betis en el Benito Villamarín. / josé manuel vidal / efe

Sanidad aumenta el límite de público en los estadios

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud eleva hasta un 60 % de aforo el máximo de espectadores permitidos en los recintos al aire libre y fija en un 40 el de los espacios cerrados

R. C.

Buenas noticias para los aficionados del fútbol español. Sanidad y las comunidades, reunidas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, han revisado los límites de espectadores en los estadios la LigaSantander y la LigaSmartBank y ha elevado a un 60 % el máximo del aforo permitido, fijado en un 40 % en las tres primeras jornadas, una cifra susceptible de ser revisada a la baja por las comunidades autónomas, como así ocurrió en el País Vasco, Navarra o Cataluña.

La decisión, que sitúa en un 40 % el aforo máximo en recintos cerrados, se debe a la situación actual de la pandemia en España, una vez que se ha alcanzado el objetivo de alcanzar el 70 % de la población con la pauta de vacunación completa. De esta manera, los grandes estadios de la Liga, como el Camp Nou, el Santiago Bernabéu, en plena remodelación, o el Ramón Sánchez Pizjuán, podrían albergar en las próximas jornadas aforos ya significativos, de 60.000, 48.000 y 26.000 espectadores, respectivamente.

Se trata de una revisión de las pautas fijadas hace apenas un mes, cuando la incidencia en España se situaba en 633 casos por cada 100.000 habitantes en los 14 días previos, un dato que este miércoles ha caído hasta los 221 casos, aliviando considerablemente la situación sanitaria. Estos límites serán revisados a final de septiembre y son susceptibles de cambio en función de la evolución de la situación sanitaria en todo el país.

El aforo es la única de las medidas para la vuelta de los espectadores a los recintos deportivos que se modifica, pues se mantienen aspectos como la prioridad para los socios y abonados de los clubes, la no presencia de la afición visitante, la preasignación de asientos, el acceso por franjas horarias, el uso de mascarilla en todo momento, la prohibición de vender comida o bebida y la distancia de seguridad de metro y medio entre aficionados.