Jornada 19

Benzema prolonga la fiesta del Real Madrid

El equipo de Zidane derrota a un orgulloso Athletic en inferioridad numérica y se sitúa colíder gracias a un doblete del lionés en la segunda parte

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Real Madrid sigue con la directa metida y ya es colíder de la Liga, con los mismos partidos disputados que la Real Sociedad aunque con dos más que el Atlético, sus compañeros en la cima de la tabla. Un doblete en la segunda parte de Benzema, rey de las alturas que contabiliza ya los mismos tantos de cabeza en Primera que un rematador tan consumado en dicha suerte como Raúl García, dio la tercera victoria consecutiva en el campeonato al equipo de Zidane, la cuarta contando también su triunfo de la pasada semana frente al Borussia Mönchengladbach en la Champions, y dejó sin el premio del empate a un orgulloso Athletic que lo había buscado como consuelo, tras pasar en inferioridad numérica casi todo el encuentro por una expulsión tempranera precisamente del atacante navarro.

Además de tres puntos que refuerzan sus credenciales y prolongan el estado de felicidad que se vive en Valdebebas, el choque frente al Athletic sirvió para ratificar que Zidane ha encontrado su cinturón de seguridad. No lo aflojó ni ante un rival de la zona media de la tabla. La segunda unidad cotiza a la baja, resultado lógico de los sonoros batacazos que colecciona. De ahí que el francés solo introdujese un cambio respecto al derbi, y por causa de fuerza mayor: Valverde por el sancionado Casemiro. No en vano enfrente estaba el Athletic, todo un clásico que, además, llegaba exigido al Di Stéfano.

Subsistía la duda de si los blancos mantendrían la mentalidad que les permitió salvar tres 'match-ball' de una tacada, una vez eliminado el dramatismo que casi siempre les incita a ofrecer su mejor versión. La disiparon pronto ajustándose a esos ejes cartesianos que guiaron su actuación en la semana fantástica: ritmo en la circulación de balón, ayudas continuas y oficio en el repliegue.

3 Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Mendy, Valverde (Isco, min. 63), Kroos, Modric, Lucas Vázquez (Rodrygo, min. 74), Vinicius (Asensio, min. 63) y Benzema.

1 Athletic

Unai Simón, Capa (Lekue, min. 80), Yeray, Íñigo Martínez, Yuri, Dani García, Vencedor (Mikel Vesga, min. 66), De Marcos (Muniain, min. 80), Raúl García, Berenguer (Córdoba, min. 59) y Williams (Villalibre, min. 66).

  • Goles: 1-0: min. 45, Kroos. 1-1: min. 52, Capa. 2-1: min. 73, Benzema. 3-1: min. 92, Benzema.

  • Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremadura). Amonestó a Lucas Vázquez y Yeray. Expulsó por doble amarilla a Raúl García (min. 12).

  • Incidencias: Partido de la decimonovena jornada de Liga, disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

Ordenado e intenso en la presión, el Athletic le cerró bien los espacios de partida al Real Madrid, pero a los leones les reventó el plan enseguida con dos amarillas a Raúl García. Sendas entradas del navarro sobre Kroos colmaron la paciencia de Gil Manzano, que mandó al rojiblanco a la caseta. Menos de un cuarto de hora de partido y el equipo de Garitano tenía que fajarse en inferioridad numérica. Grueso error de cálculo viniendo de un futbolista de tamaña jerarquía y experiencia.

Reculó el Athletic para capear el temporal. Dos líneas de cuatro muy juntas, con Williams como palomero, y a resistir como se pudiera. El planteamiento incomodó durante un buen tramo al Real Madrid, embotellado por el centro. Un tiro demasiado cruzado de Valverde a pase de Mendy fue el primer fogonazo local. Llegarían dos más justo antes del intermedio: un centro de Modric que Vinicius, en posición dudosa, no logró embocar, y un balón muerto en el área pequeña que Valverde tampoco pudo llevar a la red. Y cuando el Athletic acariciaba ya la tregua, apareció Kroos con un cañonazo desde fuera del área que hizo añicos el fuerte que con tanto ahínco habían defendido los visitantes.

Esfuerzo baldío

A rebufo en el marcador por uno de esos goles psicológicos y con uno menos, el Athletic se creció en la adversidad. Salió con valentía Capa, se asoció con De Marcos mientras los blancos asistían con actitud timorata a su avance y definió el lateral que, en segunda instancia, después de que Courtois repeliese su primer remate, logró el premio a su insistencia.

El primer extravío del Real Madrid en más de 300 minutos devolvía a los blancos al punto de partida y con el tiempo apretando. Retiró Zidane a Valverde y Vinicius, para dar carrete a Asensio e Isco, de vuelta al verde tras permanecer tres partidos inédito. Respondió Garitano alistando a Vesga y Villalibre por Vencedor y Williams.

Los cambios apenas alteraron el guión del duelo, pero sí las urgencias. El balón parado, tan efectivo en el pasado para el Athletic, fue en este caso el arma al que se aferró el Real Madrid, para cobrar ventaja de nuevo. Botó un córner Asensio, recogió Carvajal en la corona del área y la puso en la cabeza de Benzema, que batió a Unai Simón picando la bola. El Athletic es la víctima predilecta del lionés, que volvió a superar al arquero de la selección española para poner la sentencia sobre la bocina. Le ha marcado trece tantos en su carrera de blanco a los leones, más que a ningún otro equipo de Primera.