Martin Braithwaite, delantero del Barcelona. / AFP

Pjanic y Braithwaite, primeros escollos del Barça en el mercado

Los dos futbolistas ya han expresado su deseo de continuar en el club culé, que no cuenta con ellos y necesita liberar masa salarial

DANIEL PANERO

Miralem Pjanic y Martin Braithwaite son las dos primeras tareas que ya se le han atragantado al Barcelona en este mercado de verano. El bosnio y el danés, dos jugadores que no entran en los planes de Xavi para la próxima temporada, ya han expresado al club culé su deseo de cumplir lo que les resta de contrato y hacer caso omiso a las posibles propuestas que puedan surgir hasta septiembre.

«El Barcelona tiene para mí un significado importante, era un sueño que tenía de niño. En Italia he pasado nueve años, los más importantes de mi carrera, pero ahora pienso en estar dos años más en el Barçay acabar mi contrato. Después ya veremos», aseguró este jueves Pjanic en una entrevista concedida al medio 'La Repubblica'. Sus declaraciones son las de un jugador que sabe que un año más vuelve a estar en el disparadero. No cuenta para Xavi, regresa después de una cesión en el Besiktas y se aferra a la posibilidad de alargar la agonía que ha sido su trayectoria en el equipo culé.

Y es que el desembarco de Pjanic en el Camp Nou ha sido un auténtico quebradero de cabeza para el Barça desde su llegada en agosto del 2020. El bosnio le cuesta a los culés la friolera de 30 millones de euros anuales entre salario y amortización del fichaje, una cifra inasumible para un club que vive una crisis económica como la que atraviesan los blaugranas. Por eso, mercado tras mercado su nombre sale a la palestra y en esta ocasión no iba a ser menos. El ex de la Juve es uno de los jugadores marcados en rojo para buscar una salida urgente que libere masa salarial y así poder abordar el traspaso de futbolistas que aumenten el nivel de la plantilla.

Pjanic no es el único que se aferra al Barcelona en la lista de jugadores transferibles. Este mismo jueves Martin Braithwaite habló tras el entrenamiento de la selección danesa para el Canal TV2 y aseguró que no le preocupa su futuro. «Me quedan todavía dos años en Barcelona. En fútbol nunca se sabe lo que puede pasar, pero estoy muy tranquilo al respecto», afirmó en unas palabras que demuestran lo largo que va a ser el verano en torno a su situación.

El ex del Leganés ha vivido una temporada en la que ha pasado inadvertido entre las lesiones y la falta de confianza que en él ha mostrado Xavi. Solo ha disputado un total de 236 minutos en los que, eso sí, ha logrado marcar dos goles y repartir una asistencia. Sus buenas cifras no han evitado que de nuevo sea uno de los jugadores que tienen el cartel de transferible para dejar sitio en la punta de ataque a un hipotético fichaje de renombre como Robert Lewandowski.