Nasser Al-Khelaifi y Kylian Mbappé escenifican la renovación del jugador en el Parque de los Príncipes. / Anne-Christine POUJOULAT / AFP

Mercado

Mbappé rechaza al Madrid y sigue en el PSG

El futbolista francés escenifica su renovación hasta 2025 en el último partido de la temporada en el Parque de los Príncipes, tras comunicar al club blanco que finalmente opta por la continuidad

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

El gran culebrón del mercado de fichajes de los últimos tiempos llegó a su fin. Kylian Mbappé seguirá finalmente en el Paris Saint-Germain. El astro francés y el presidente del club parisino, Nasser Al-Khelaifi, escenificaron en el Parque de los Príncipes, antes del último partido de la temporada para el PSG ante el Metz, el acuerdo de renovación hasta 2025. Fue la escenificación de lo que ya se sabía después de que el futbolista comunicase su decisión al Real Madrid, que ve frustrado un fichaje anhelado durante mucho tiempo. Por momentos se contempló muy cerca en Chamartín, pero finalmente el músculo financiero del faraónico proyecto catarí en la capital francesa ha acabado por echar por tierra una operación que hubiera desafiado todas las leyes de un mercado futbolístico en el que ahora mandan los clubes-Estado, regados de millones por los petrodólares del Golfo Pérsico.

Se repite así la situación del verano de 2017, cuando la entonces jovencísima promesa del Mónaco también eligió al PSG, con el que firmó un contrato por cinco temporadas que ahora concluye y que el jugador y el club prolongarán finalmente tras meses de idas y venidas en este sentido. Sin embargo, el contexto ahora es muy diferente en Concha Espina, donde esta vez contaban con el 'sí' del jugador como pieza angular del proyecto blanco. De hecho, en el Madrid no se apostó por la contratación del delantero noruego Erling Haaland, finalmente fichado por el Manchester City, para fiar todo a la carta Mbappé.

Tras una semana en la que el optimismo en la casa blanca había ido decayendo progresivamente, en las últimas horas, la madre del futbolista, Fayza Lamari, aseguró que su hijo contaba con dos ofertas «casi idénticas» del Madrid y el PSG. Cifras mareantes, con un contrato de unos 40 millones de euros netos por temporada, una prima de fichaje de alrededor de los cien millones e incluso los derechos de imagen al completo, algo inédito en la gestión de Florentino Pérez que ni siquiera logró Cristiano Ronaldo, el único que controlaba algo más de la mitad de sus ingresos en este sentido siendo jugador del Madrid, no han sido suficiente argumento para convencer a Mbappé de abandonar el Parque de los Príncipes con destino al Santiago Bernabéu.

En el PSG, el eterno aspirante a la Champions que por ahora siempre se ha quedado por el camino, el jugador firmará un contrato de una extensión por tres temporadas, tal y como informa 'L'Equipe'. Su nuevo vínculo contractual con la entidad presidida por Nasser Al-Khelaifi llegará hasta el final de junio de 2025, con un salario de alrededor de 50 millones de euros netos por cada campaña, una prima de renovación de unos 200 millones y el 100 % de sus derechos de imagen en poder del jugador. Será la joya de la corona de un lujoso proyecto deportivo, de nuevo escoltado por Neymar y Messi, aunque con muchas incógnitas por resolver en cuanto a la dirección deportiva y el banquillo.

Máximo goleador y asistente del PSG esta temporada, tanto en la Ligue1 como en la Liga de Campeones, el atacante de Bondy ha firmado a sus 23 años una de sus mejores campañas en lo personal, eclipsada eso sí por un nuevo fracaso colectivo en la Champions. Deslumbró en la eliminatoria de octavos de final, precisamente contra el Madrid, con un gol en el Parque de los Príncipes y otro más en el Bernabéu, donde en la que parecía que sería su nueva casa dejó una actuación para el recuerdo, insuficiente, eso sí, para frenar la remontada blanca en un tramo final de partido inolvidable a orillas de La Castellana.

El título liguero en Francia, el cuarto en los cinco años de Mbappé en París, se antoja un premio más que insuficiente para un proyecto faraónico que a pesar de las pérdidas de los últimos tiempos no pierde de un ápice de su empuje económico, impulsado por el músculo financiero catarí. La renovación de Mbappé en cifras astronómicas reabre el debate sobre el 'fair play' financiero, llegando incluso a LaLiga, pues el organismo presidido por Javier Tebas carga contra lo que considera una situación de ventaja que vulnera las reglas de inversión del fútbol mundial y adultera la competición europea.

De héroe a villano

Mbappé pasa ahora de ser el objeto de deseo del madridismo durante años a la diana de las iras de una afición que anhelaba un gran fichaje al más puro estilo galáctico. De esta manera cierra, ahora sí, definitivamente las puertas de un club al que había hecho guiños durante mucho tiempo y que llegó a ofrecer 200 millones de euros en el tramo final del mercado de fichajes del verano de 2021 al PSG. En el Parque de los Príncipes rechazaron entonces la propuesta, por la que incluso no obtuvieron respuesta alguna en Chamartín.

Ahora, en el Madrid esperaban con ilusión al final del contrato del jugador, confiando en su convencimiento de vestir de blanco y las muchas ofertas de renovación rechazadas. Es por ello que se sienten traicionados después de poner toda la carne en el asador para una contratación frustrada que obliga a cambiar el paso. Con el central alemán Antonio Rüdiger, que llegará libre desde el Chelsea, ya fichado, en la agenda madridista figura el centrocampista francés del Mónaco Aurélien Tchouaméni y está por ver si echa el resto por una incorporación de campanillas para su ataque una vez descartado Mbappé.