Luis Suárez, durante el partido del Atlético en el Sánchez Pizjuán. / EP

Atlético

Luis Suárez explota: «Pelotudo de mierda»

El delantero uruguayo volvió a ser sustituido por Simeone antes de la hora de juego y solo lleva siete goles en la presente Liga

AMADOR GÓMEZ Madrid

Luis Suárez explotó la noche del sábado tras ser sustituido por Diego Pablo Simeone a los 57 minutos del partido del Atlético frente al Sevilla. «Pelotudo de mierda... Siempre igual», masculló el delantero uruguayo mientras se dirigía indignado al banquillo, donde se deshizo de las medias con rabia y continuó maldiciendo la decisión del entrenador argentino. Después de apenas haber entrado en juego y no disponer de una sola oportunidad en el primer tiempo, muy alejado de la portería contraria, el Pistolero fue reemplazado por Matheus Cunha al comienzo de una segunda parte en la que el Atlético buscó con ambición y mejor juego un segundo gol, pero ya sin su goleador en el campo.

Hasta que llegó al banquillo, Luis Suárez fue lanzando por el camino improperios hacia su técnico, con gestos de disconformidad y una polémica frase captada por las cámaras de Gol, cuando el ariete uruguayo ya no es indiscutible en el ataque rojiblanco y pasa por su peor momento como jugador colchonero. Luis Suárez solo ha marcado un gol en sus últimos diez partidos, el pasado 7 de noviembre ante el Valencia en Mestalla (3-3). Mientras que la anterior temporada fue clave en la conquista del título de Liga del Atlético con 21 tantos, en la presente solamente lleva siete dianas en los 17 partidos que ha disputado su equipo, 11 de ellos como titular, habiendo sido sustituido ya en ocho ocasiones.

En la Champions de este curso también ha jugado el veterano delantero uruguayo todos los encuentros, seis, con un único tanto (al Milan, en el minuto 97, de penalti, para la victoria en San Siro por 1-2) y una media de casi 57 minutos por partido en la fase de grupos. La pasada campaña ya protagonizó Luis Suárez otra polémica con Simeone en la máxima competición europea. En la vuelta de octavos de final contra el Chelsea en Londres (2-0), el entrenador del Atlético le retiró del campo en el minuto 59 para ser sustituido por Correa y aunque entonces salió cabizbajo del terreno de juego sin hacer ningún gesto de desaprobación, las cámaras captaron su gesto de enfado en la grada, con una sonrisa irónica.

«El que no tenga fuerzas ni energía, que avise», lanzó Simeone al término del nuevo varapalo sufrido por el Atlético por un error letal de falta de concentración para defender un balón parado en el tramo final del encuentro. El entrenador del Atlético, lógicamente, no delató a ningún futbolista en público. «Hay que encontrar la contundencia para que las cosas rueden naturalmente. La responsabilidad es mía», añadió Simeone, que insistió en que el vigente campeón necesita «contundencia». En las dos áreas, pero sobre todo en defensa, aunque en ataque también está echando muy en falta la pegada que antes exhibía Luis Suárez y de la que ahora carece, porque con casi 35 años no está para correr con espacios, cuando a Simeone tanto le gusta el contragolpe.

Lo suyo es rematar dentro del área y, si como ocurrió en el Sánchez Pizjuán él ya no está en el campo cuando su equipo domina y genera ocasiones, el Atlético se queda sin un arma esencial. Por mucho que creciese el equipo con la entrada de Joao Félix y Cunha, el 'nuevo Diego Costa' rojiblanco, porque el brasileño no tiene el 'punch' de quien fuera internacional español y mucho menos el que aún mantiene Suárez.