Jornada 31

La 'fórmula Luuk de Jong' salva al Barça en el descuento

El equipo de Xavi se impuso al Levante en un partido en el que sufrió tres penaltis en contra y en el que marcaron el neerlandés, Aubameyang y Pedri

DANIEL PANERO MADRID

Luuk de Jong es un bote salvavidas para el Barcelona. El neerlandés entró al terreno de juego a falta de seis minutos para terminar el partido y decidió un choque del que parecía imposible conseguir tres puntos. El Levante estuvo por delante en el marcador, tuvo tres penaltis a favor y sometió durante muchos minutos a los azulgranas, pero no remató la faena. Aubameyang y Pedri cambiaron el partido con sus goles y Luuk de Jong apareció en el descuento con un cabezazo que acerca la plaza de Champions y permite coger moral de cara a la 'final'contra el Eintracht en la Europa League.

«No podemos perder tantos balones como ante el Eintracht, el Levante en un partido así te puede pasar por encima», avisó Xavi. Y no pudo ser más certero. El catalán conocía las fortalezas de un equipo que iba a plantear un encuentro similar al de la Europa League. Los de Alessio Lisci salieron con un 5-3-2 y una presión individual que complicó a los culés y que generó de inicio imprecisiones similares a las del partido en Alemania. El Barça, sin Pedri por decisión técnica, entró con dudas y rápido se vio sorprendido por un rival que tuvo en los pies de Morales y Campaña dos ocasiones que bien pudieron dar un disgusto inicial a los azulgranas.

Fueron minutos en los que ya se pudo intuir a lo que se iba a enfrentar el Barcelona. El Levante alternaba la presión arriba con un bloque bajo para salir a la carrera gracias a la velocidad de Morales y Roger. Así llegó la ocasión más clara del Comandante después de driblar hasta a tres defensas culés en una jugada maradoniana que se topó con Ter Stegen y con un Eric García que salvó bajo palos. Fue el peor momento de un Barça incómodo durante los primeros 45 minutos, que no fue capaz de atrincherar a su rival y que solo generó peligro tras un balón largo que cazó Ferran Torres y que acabó en las manos de Cárdenas. El Barça estaba desdibujado sin encontrar la brújula en los pies de Busquets y De Jong y con la necesidad de hallar un antídoto para reaccionar tras el descanso.

2 Levante

Cárdenas, Miramón, Róber Pier, Postigo, Vezo (Cantero, min. 76), Son, Radoja (Bardhi, min. 76), Pepelu, Campaña (Melero, min. 65), Morales (Pubill Pages, min. 90) y Roger (Dani Gómez, min. 65).

3 Barcelona

Ter Stegen, Alves, Araujo, Eric García, Alves (Lenglet, min. 80), Busquets, Frenkie de Jong (Gavi, min. 56), Nico (Pedri, min. 56), Dembélé (Adama, min. 84), Ferran Torres y Aubameyang (Luuk de Jong, min. 84).

  • Goles: 1-0: min. 52, Morales, de penalti. 1-1: min. 59, Aubameyang. 1-2: min. 63, Pedri. 2-2: min. 83, Melero, de penalti. 2-3: min. 92, Luuk de Jong.

  • Árbitro: Munuera Montero (Comité Andaluz). Amonestó a Campaña y Araujo.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 31ª jornada de Liga, disputado en el Ciutat de València ante 26.000 espectadores.

Tras la reanudación, el Barça hizo un conato de reacción tras un cabezazo de Ferran Torres que salvó Dani Cárdenas. Fue un espejismo. El Levante volvió por sus fueros con jugadas verticales con las que Morales era una auténtica pesadilla a la espalda de los laterales. En una de ellas fue Son el que ganó la partida a Alves y el brasileño sacó el brazo para derribarle, un error que el Comandante no iba a perdonar desde los once metros para adelantar a los granotas y confirmar las malas sensaciones culés. Pudo ser aún peor si Ter Stegen no hubiera salvado un segundo penalti en botas de Roger Martí tras una mano de Eric García.

Cambios decisivos

Xavi reaccionó con la entrada de Pedri y Gavi, dos modificaciones que iban a ser la luz para los azulgranas. Entre los dos revitalizaron la medular culé y empezaron a dar la vuelta a una tarde que parecía de terror. Aubameyang cabeceó a la red un centro medido de Dembélé para firmar el empate y, sin tiempo para digerir el tanto, Gavi fintó desde la izquierda y le regaló a Pedri el segundo ante la desesperación de un Ciutat de València que apenas siete minutos antes se mordía las uñas ante la posibilidad de lograr el 2-0 desde el punto de penalti. El partido estaba roto y, siendo Valencia, faltaba la traca final. Lenglet derribó a Dani Gómez en el área y Melero batió a Ter Stegen para devolver la igualada al marcador.

Fue entonces cuando Xavi recordó la 'fórmula Luuk de Jong', que consiste en dar entrada al neerlandés y meter balones a la olla. Tan simple como eficaz. El ex del Sevilla cazó un centro de Jordi Alba, remató como un martillo pilón, y acabó con un Levante que cada vez ve más lejos la salvación.