Florentino Pérez, en la asamblea de compromisarios del Real Madrid. / efe

Asamblea

«El Madrid no se detendrá ante las amenazas por la Superliga», advierte Florentino Pérez

El presidente del club blanco responde a Al-Khelaifi y asegura que con el modelo de la UEFA «Nadal y Federer solo se habrían enfrentado dos o tres veces todos estos años»

AMADOR GÓMEZ Madrid

Florentino Pérez insistió este domingo ante la asamblea de compromisarios del Real Madrid en su defensa de la Superliga y respondió a Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG y de la ECA (Asociación de Clubes Europeos), después de que el dirigente catarí manifestase recientemente que el club blanco «tiene miedo a la competencia». «Igual hay que recordarle también al presidente de la ECA quién es el Real Madrid. La competencia está en nuestro ADN. El Real Madrid tiene la responsabilidad de proteger el fútbol en su conjunto, y eso pasa por no detenerse ante los obstáculos, presiones y amenazas de cualquier tipo, vengan de donde vengan», advirtió Florentino.

Según el presidente del Real Madrid, la UEFA, con su nuevo formato de la Champions como respuesta al proyecto de la Superliga, «acelerará la decadencia del fútbol». «Este deporte tiene un mal futuro si no hacemos algo, porque cada vez interesa menos a los jóvenes», reconoció el presidente blanco.

«El fútbol está enfermo en Europa», proclamó Florentino, quien recurrió a una comparación con el tenis y la rivalidad entre Rafa Nadal y Roger Federer para recalcar que las competiciones continentales precisan un cambio radical «para ofrecer los mejores partidos y devolver este deporte a su sitio». «Nadal y Federer han jugado 40 veces en 15 años. ¿Esto es aburrido? Si el tenis se organizase con las normas de la UEFA apenas habríamos visto dos o tres partidos entre Nadal y Federer todos estos años», aseguró el máximo dirigente del Madrid, que estima que «la UEFA impulsa reformas de la Champions en la dirección opuesta, aumentando el número de partidos intrascendentes».

A la espera de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie sobre la Superliga y el presunto monopolio de la UEFA con los torneos continentales, Florentino subrayó que «la Superliga no sería una competición cerrada, ya que tendría el 25% de sus plazas abiertas». «Quieren que aceptemos los abusos de determinados clubes con el 'fair play' financiero», aseguró, en alusión al PSG y al Manchester City.