Ferran Torres celebra un gol con España ante Italia. / AFP

Ferran Torres, objetivo del Barça

Mateu Alemany negocia en Mánchester fórmulas económicas para conseguir un refuerzo de lujo, aunque el internacional español sigue de baja por una fractura en el pie

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Sin dinero pero necesitado de jugadores con gol, el Barcelona busca una fórmula para pescar en las redes del Manchester City, con el valenciano Ferran Torres como objetivo prioritario tras alejarse las opciones de conseguir los servicios de Raheem Sterling. El internacional español, fijo para Luis Enrique, estaría encantado de recalar en el club azulgrana, donde tiene asegurado más protagonismo que en los 'citizens.

El director de fútbol del Barça, Mateu Alemany, se encuentra en la ciudad inglesa con el objetivo de negociar la incorporación de Ferran para el mercado de invierno que se abre el próximo 1 de enero. Las buenas relaciones entre Barça y City podrían allanar el camino, pero las pretensiones económicas del City y la crisis de los culés dificultan sobremanera la operación.

Ferran, que según algunas fuentes ya le habría pedido incluso a Pep Guardiola que le deje marchar, tiene contrato hasta 2025 y desde su llegada a Mánchester su valor de mercado se ha revalorizado. Su progreso de la mano del técnico catalán, aunque no sea titular indiscutible, junto con su papel en la selección, hacen que el City exija en principio una cantidad superior a los 25 millones de euros que pagó al Valencia por él. La cesión puede ser una opción.

A día de hoy, Ferran sigue de baja por la lesión que se produjo en la semifinal de la Liga de Naciones entre España e Italia. Aunque participó en la final contra Francia, tuvo que parar por la fractura en el pie derecho. Ha hecho gran parte del proceso de recuperación en Valencia, le han quitado ya la bota ortopédica que tuvo que llevar durante varias semanas y en breve comenzará ya el trabajo de campo. Se espera que en enero ya pueda volver a los terrenos de juego.

Además de Sterling y de Ferran, el Barça estaría interesado como tercera opción en el portugués Bernardo Silva, un futbolista de enorme talento que ya estuvo a punto de salir del Etihad Stadium el pasado verano. Su estilo encaja bien en el modelo que pretende reimplantar Xavi Hernández, pero de nuevo el club que preside Joan Laporta encuentra un freno económico que parece insalvable.

El Barça quiere reforzarse con algún delantero de garantías este invierno, pero debido a su falta de liquidez y al límite salarial siempre se dijo que no había dinero para desembolsos de este tipo, salvo que antes salga antes alguno de los jugadores con alta ficha. Laporta y Alemany buscan a la desesperada alguna fórmula para contentar a Xavi y a la afición culé.