Jornada 13

Xavi tiene trabajo por delante

El Barça desaprovecha un 0-3 en Balaídos y suma a la enfermería a Nico, Eric García y Ansu Fati, gran ausencia en la selección española

DANIEL PANERO

El Barça volvió a ser el doctor Jekyll y Mr. Hyde. El conjunto dirigido por Sergi Barjuan, a la espera de Xavi Hernández, desperdició en Balaídos una ventaja de tres goles ante el Celta después de una primera parte primorosa y terminó firmando las tablas tras una segunda mitad en la que el equipo azulgrana se desmoronó. Iago Aspas, en el minuto 96, cerró una nueva tarde de terror para el Barcelona en la que Nico, Eric García y Ansu Fati, que volverá a ser la gran ausencia en la concentración de la selección española, se sumaron a una enfermería que ya cuenta con once jugadores.

El mantra de la efectividad en las áreas, ese que tantos disgustos dio a Ronald Koeman en el inicio de temporada, tuvo su antítesis en los primeros cinco minutos disputados en Balaídos. El Barça salió dubitativo y Iago Aspas lo aprovechó para plantarse solo ante Ter Stegen. El '10' celeste no acertó con la portería culé, algo que si iba a hacer en la siguiente jugada Ansu Fati. El otro '10', el del Barça, está tocado por una varita mágica y a las primeras de cambio puso la réplica con un latigazo al palo largo imparable para Dituro. Algo parecía estar cambiando.

Tras el gol inicial, el Barça se quitó de encima el maleficio fuera de casa y se asentó sobre el terreno de juego. Nico, cada vez más metido en el engranaje culé, se hizo con los mandos junto a Busquets y De Jong y sometió a un Celta que no supo digerir el mazazo inicial. El joven canterano hizo una incursión por la banda izquierda y su pase atrás lo aprovechó Busquets para, desde la frontal, disparar con la diestra al fondo de las mallas y dejar malheridos a los vigueses antes de la veintena de minutos.

3 Celta

Dituro, Hugo Mallo (Vázquez, min. 46), Aidoo, Murillo (Araujo, min. 70), Galán, Tapia (Cervi, min. 65), Denis Suárez, Solari (Beltrán, min. 46), Nolito, Iago Aspas y Galhardo.

3 Barcelona

Ter Stegen, Mingueza, Eric García (Araujo, min. 46), Lenglet, Jordi Alba, Busquets, Nico (Riqui Puig, min. 58), De Jong, Gavi, (Abde, min. 80), Memphis Depay y Ansu Fati (Balde, min. 46).

  • Goles: 0-1: min. 5, Ansu Fati. 0-2: min. 18, Busquets. 0-3: min. 34, Memphis Depay. 1-3: min. 51, Iago Aspas. 2-3: min. 74, Nolito. 3-3: min. 96, Iago Aspas.

  • Árbitro: Hernández Hernández (Canario). Amonestó a Eric García, Solari, Jordi Alba, Coudet, Busquets, Ter Stegen, Abde, De Jong y Iago Aspas.

  • Árbitro: Partido correspondiente a la 13ª jornada de Liga, disputado en Balaídos ante 13.145 espectadores.

El Barça estaba en el mejor momento de la temporada y tocaba exprimir la fruta para seguir saboreando el néctar. El Celta, por su parte, seguía grogui y los culés se lanzaron a por el tercero con un juego asociativo del que bien podría estar orgulloso su ya nuevo entrenador, Xavi. En una de esas internadas Jordi Alba percutió por el carril izquierdo y puso un centro al área pequeña, donde Memphis Depay apareció como Pedro por su casa para rematar el tercero y enmudecer Balaídos. Todo era tan ideal que no parecía real para el Barça este año. Los aficionados blaugranas dejaron de pellizcarse cuando Ansu Fati y Eric García sufrieron sendas lesiones musculares antes del descanso.

Tras la reanudación, Sergi dio entrada a Araujo y a Balde, y pasó a formar sobre el césped con un 4-5-1 en el que Memphis pasó a ser la única referencia en ataque con Gavi y Balde en los costados. El nuevo plan hizo que los culés se replegasen, un error que olieron los vigueses, que se lanzaron a por el gol que iniciara la remontada. El primer premio lo encontró el Celta en las botas de Iago Aspas apenas seis minutos después de volver de los vestuarios. Los problemas se amontonaban para el Barça y Nico, uno de los más destacados, tenía también que abandonar el terreno de juego con molestias.

El Barça había perdido el control del choque y lo iba a pagar caro. El Celta avisó con dos goles anulados a Nolito y el que fuera canterano culé, una pesadilla en la segunda mitad, recortó distancias a la tercera con un remate de cabeza tras un centro de Cervi. La traca final, como no podía ser de otra manera, la puso Iago Aspas cuando ya se habían cumplido los cinco minutos de prolongación. El de Moaña disparó desde la frontal con la zurda sin prácticamente oposición y castigó a un Barça incapaz de cerrar un partido que tenía 'cerrado'.