Jornada 34

El Athletic castiga los errores groseros del Atlético y se acerca a Europa

Un tempranero autogol de Hermoso y una diana de Iñaki Williams, de penalti, definen un duelo de detalles que complica la clasificación para la Champions de los colchoneros

nacho bolívar
NACHO BOLÍVAR Madrid

Tal y como quedó patente en la Supercopa de Arabia Saudí, el Athletic y Marcelino demostraron este sábado que le tienen tomada la medida al Atlético y al Cholo y lograron una valiosa victoria que les acerca a la Conference League, la tercera división europea, al aprovechar de paso el batacazo de un agotado Villarreal en Mendizorroza. Sellaron los vizcaínos la trabajada victoria con dos goles en el inicio de cada período, fruto de la perseverancia de Iñaki Williams y de la picardía de Munain, pero sobre todo a dos errores garrafales de Giménez y Herrera.

Duro traspié para el Atlético, que continúa con sus figuras negadas ante el gol y con solo un tanto anotado en sus últimos seis encuentros oficiales, y comete unos errores en la zaga y en la salida de balón que le están condenando todo el curso y eran inimaginables otras temporadas. Se le complica el Atlético la clasificación para la Champions, aunque sigue instalado en la zona noble, y le esperan el Real Madrid, el Sevilla y la Real Sociedad en tres de las cuatro jornadas que restan.

2 Athletic

Unai Simón, De Marcos, Yeray, Íñigo Martínez, Yuri (Balenziaga, min. 88) Nico Williams (Zárraga, min. 74), Dani García (Vencedor, min. 74), Vesga, Muniain, Raúl García (Vivian, min. 88) e Iñaki Williams (Berenguer, min. 77).

0 Atlético

Oblak, Marcos Llorente, Giménez, Mario Hermoso, Reinildo (Correa, min. 46), Lodi, Héctor Herrera (De Paul, min. 65), Kondogbia (Koke, min. 65) Carrasco (Cunha, min. 65), Griezmann y Luis Suárez (Vrsaljko, min. 70).

  • Goles: 1-0: min. 8, Hermoso en propia meta. 2-0: min. 55, Iñaki Williams, de penalti.

  • Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano): Mostró amarilla a Mario Hermoso, Reinildo –ambos se pierden el derbi–, Dani García, Iñaki Williams, Lodi y Berenguer.

Como suele hacer ante los equipos grandes, nada que ver con la parsomonia reciente mostrada por ejemplo ante el Celta, el Athletic salió a toda mecha. Por intensidad, energía, rapidez y ambición, castigó a los colchoneros en los primeros minutos. El equipo del Cholo no se enteraba de la película y se sentía perjudicado por Mateu Lahoz, que saldó las primeras dos faltas con sendas tarjetas de lo más rigurosas a Mario Hermoso y Reinildo. Ambos defensas quedaron condicionados para el resto del partido y, además, se perderán por acumulación el derbi ante el Real Madrid. El mozambiqueño rozó la expulsión por encararse con el trencilla valenciano.

Pronto encontraron premio a su mejor actitud los leones. Porfió Iñaki Williams, le robó la cartera a Giménez, más preocupado quizá por volver a lesionarse, y el centro-chut del delantero vasco lo desvió a propia puerta Hermoso, errático en su vuelta a la titularidad. Volaban los vascos, deambulaban los madrileños y Simeone pedía calma, no más errores como el que cometieron el portero y toda la defensa al mirarse unos a otros y permitir que un centro cerrado de Iñaki terminase en el poste.

Raúl García, en el podio de la Liga

Cambió de dibujo Simeone a la media hora, ordenó una defensa de cuatro y su equipo creció en la última fase del primer acto. Pudo y debió empatar antes del descanso, pero desperdició dos ocasiones muy claras. Kondogbia lanzó desviado con el interior tras pase soberbio de Llorente y Carrasco trazó una diagonal y no marcó porque su disparo golpeó en un zaguero, con Unai Simón ya batido. Muy pocas noticias de Griezmann, que ya acumula trece partidos sin marcar en la peor racha de su carrera, y apenas nada de Suárez.

Movió ficha el Cholo en el descanso e introdujo a Correa en lugar del amenazado Reinildo. Salió bien el Atlético, de pudo marcar otra vez en un tiro de falta de Griezmann que dejó temblando el travesaño, pero de nuevo fue víctima de un error grosero. Mal pase de Lodi y penalti pueril de Herrera a Muniain sobre la misma frontal. Listísimo estuvo el navarro. Mitad empeine y mitad Panenka, no perdonó Iñaki. Tras el 2-0, apagón de luces en un anillo de San Mamés y revolución del Cholo. Triple cambio y luego Vrsaljko por Súarez. Sorprendente. Se jugó ya muy poco en la Catedral, casi siempre a lo que quiso Raúl García, antiguo guerrillero del Cholo que ahora lo sufre en contra. El navarro entró de lleno en la historia de la Liga al jugar su partido 550 e igualar a Raúl, solo superado por Zubizarreta y Joaquín.