Carlo Ancelotti, en rueda de prensa. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

Jornada 38

Ancelotti: «Estamos donde muchos otros querrían estar»

El técnico del Real Madrid despeja balones sobre el posible fichaje de Mbappé y asegura que el vestuario no tiene más foco que el duelo con el Liverpool

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Real Madrid está a poco más de una semana de disputar su decimoséptima final en la antigua Copa de Europa, pero las portadas y las tertulias de los medios deportivos siguen copadas por el futuro de Kylian Mbappé. Sin embargo, Carlo Ancelotti solo tiene espacio en su mente para el duelo con el Liverpool en el Stade de France. «Yo no considero el tema Mbappé. El único tema que tengo ahora en cuenta es la final de la Champions», aseveró el transalpino.

Hasta cuatro preguntas tuvo que responder Ancelotti con Mbappé como protagonista en la rueda de prensa previa al choque que medirá al Real Madrid con el Betis en el Santiago Bernabéu, que servirá como ensayo general para París. El técnico de Reggiolo despejó balones. «Toda la afición está focalizada en la final de la Champions», replicó en un momento de su comparecencia. ¿Qué es más trascendente, ganar una Champions o que venga Mbappé al Real Madrid para los próximos doce años?, volvieron a tirarle de la lengua. «A día de hoy, el madridismo está ilusionado por la final de la Champions y nada más. Pensamos todos en lo mismo, que es ganar la decimocuarta», atajó. ¿Al vestuario le molesta que se hable más de Mbappé que de la Champions? «Yo entiendo todo, pero esto no cambia lo que es nuestra idea. Estamos muy bien focalizados, el ambiente es muy bueno y vamos a preparar este partido a tope con motivación e ilusión máxima. Todo lo que se habla no nos afecta para nada. Estamos muy contentos y esperamos con calma a que llegue el partido», cortó.

Más allá del astro de Bondy, el entrenador del Real Madrid incidió en el gran momento físico y anímico por el que atraviesa la caseta. «Las sensaciones son buenas. Nos queremos despedir de nuestra afición. Ha sido una temporada muy bonita, lo hemos hecho bien y hay que agradecer a la afición. El objetivo es el de siempre, tener una buena dinámica, intensidad en el partido, que nos va ayudar en la final, y ganarlo ante nuestra afición», manifestó sobre el envite contra el Betis.

Ese pleito será el último ante la parroquia merengue de los futbolistas que acaban contrato, con la duda de Marcelo, que quiere continuar una campaña más y así se lo ha trasladado al club. Con Bale no hay espacio para interrogantes. A partir del 1 de julio ya no pertenecerá al Real Madrid. Los pocos minutos que disputó frente al Getafe serán los últimos en los que se le haya visto trotando por el Bernabéu, porque no se le espera ante el Betis. «Bale se ha entrenado hoy, pero todavía no está al cien por cien. Mañana vamos ver si estará en el banquillo o se quedará fuera», dijo Ancelotti antes de facilitar una convocatoria en la que finalmente sí entró el británico.

Restó trascendencia el técnico al hecho de que el Expreso de Cardiff pueda no decir adiós a una afición con la que mantiene una relación más que distante. «Todo el mundo sabe que Bale acaba contrato, que se despide del Madrid. Que juegue mañana o no no es tan importante. Lo importante es que Bale ha sido parte de la historia de este club. Se queda en el recuerdo de todos los aficionados del Madrid porque fue importante en la 'décima', en la final de Kiev, en la Copa del Rey... Es un jugador que ha escrito páginas importantes en la historia de este club», comentó sobre el galés.

Sin dudas con el once de la final

Ancelotti tiene a todos sus pretorianos listos para medirse al Betis, con la excepción de Alaba, que no se entrenó este viernes con sus compañeros por una sobrecarga. «Mañana vuelve Modric, también Marcelo recuperado de la lesión. Alaba se va a entrenar con el grupo desde el lunes», dijo el italiano, que no parece preocupado porque el austríaco pueda perderse la final de la Champions.

Ancelotti encara esa cita, que podría valerle al Real Madrid para rubricar un doblete histórico, con su habitual flema. «No tenemos que olvidar la felicidad de jugar este partido. Puede ser que tengas ansiedad, un poco de preocupación. Es normal cuando te enfrentas a un rival tan fuerte. Pero estamos felices, tenemos tiempo para preparar el partido, porque estamos en el sitio que muchos otros querrían estar, por jugar el partido más importante del fútbol mundial. Lo vamos a disfrutar toda la semana. La preocupación puede llegar antes del partido, pero después puede haber felicidad o un poco de tristeza», apuntó.

Restó trascendencia al hecho de que el Liverpool tenga más exigencia que el Real Madrid en los días previos a la final en el Stade de France al estar jugándose aún la Premier League con el Manchester City. «El Liverpool ha tenido más dificultad que nosotros en este periodo porque está preparando partidos muy importantes. Pero tenemos el mismo tiempo para preparar el partido. Nosotros hemos disfrutado ganando la Liga, también ellos ganando la FA Cup. Es verdad que hemos tenido más tiempo para pensar en este partido, pero creo que esto no va a afectar al equipo», recalcó.

No escondió, por último, que tiene ya decidido el once que afrontará de inicio el asalto a la 'decimocuarta'. «No tengo duda, está claro. La duda que tengo es si son más importantes los jugadores que empiezan el partido o los jugadores que lo terminan», completó.