Jornada 5 / Grupo F

Los errores castigan a un buen Villarreal

El cuadro groguet, que realizó un gran partido, sucumbe nuevamente ante un gran De Gea, que mantuvo vivo al Manchester United con dos excelentes intervenciones

JUANJO GONZALO

Una vez más, no pudo ser para el Villarreal. Volvió a caer el conjunto de Unai Emery ante el Manchester United en un partido quizá injusto por lo vivido durante los 90 minutos, pero en el que, como siempre, se premia el acierto de cara a portería. Y en ese arte, Cristiano Ronaldo no tiene rival.

El portugués puso patas arriba el Estadio de La Cerámica en el tramo final de un choque que fue una auténtica tortura para el submarino amarillo. Terminaría de rematarlo Sancho en los últimos instantes, en un nuevo castigo excesivo para el equipo castellonense, muy superior desde el inicio. Fue De Gea el valor diferencial y el hombre del partido, con dos grandes intervenciones, quien supo aguantar hasta ese momento a un equipo que pareció dormido y asustado hasta la aparición de Bruno Fernandes, suplente en la primera cita de Carrick en el banquillo como técnico interino.

Era una gran noche para el Villarreal. Se jugaba mucho el cuadro azulejero y los aficionados respondían con un lleno en el Estadio de La Cerámica, expectante e ilusionado ante el regreso de esa bonita música de la Liga de Campeones. La oportunidad era perfecta, con un gran rival que llegaba bastante tocado. Lo reconocía el entrenador inglés en la jornada previa al importante choque y quedó patente desde los primeros instantes.

0 Villarreal

Rulli, Foyth, Albiol, Pau Torres, Estupiñán (Raba, min. 79), Capoue, Parejo, Trigueros (Alberto Moreno, min. 73), Moi Gómez (Dia, min. 84), Yéremy Pino (Chukwueze, min. 73) y Danjuma.

2 Manchester United

De Gea, Wan-Bissaka, Lindelof, Maguire, Telles, Fred, McTominay, Van De Beek (Bruno Fernandes, min. 66), Sancho (Mata, min. 93), Martial (Rashford, min. 66) y Cristiano Ronaldo (Matic, min. 91).

  • Goles: 0-1: min. 78, Cristiano Ronaldo. 0-2: min. 90, Sancho.

  • Árbitro: Felix Brych (Alemania). Amonestó a Yéremy Pino, por parte del Villarreal, y a Van de Beek, por parte del Manchester United.

  • Incidencias: Lleno en el Estadio de La Cerámica para presenciar el encuentro perteneciente a la quinta jornada del grupo F, con la presencia de 2.000 aficionados del Manchester United en las gradas.

El respeto entre ambos era enorme. No se arrugaron los groguet, con las ideas muy claras y llevando el peso del encuentro. No fue, sin embargo, el incisivo conjunto de otros encuentros, con Yéremy Pino y Danjuma lejos de su mejor forma. El remate lo encontró en las botas de Trigueros, que protagonizó las dos mejores opciones para adelantar a los de Emery en el marcador. Volvió a ser De Gea la piedra sobre la que se apoyó el conjunto inglés, como ya ocurriera en el choque de ida, con dos excelentes intervenciones. Especialmente importante fue la segunda, que mantuvo la cara del United justo antes de la salida al campo de Bruno Fernandes.

Fueron cerca de 25 los minutos que el genial mediocentro portugués disputó en La Cerámica, con un cambio radical en el juego de un Manchester United que hasta ese momento no había inquietado a Rulli. Hasta entonces, una desdibujada imagen de Van de Beek se encontraba a merced de un buen Villarreal. Lo agradeció el equipo inglés, que creció y comenzó a presionar más arriba, propiciando el fallo de entendimiento entre el guardameta argentino y Capoue en la salida del balón que no perdonaría Cristiano Ronaldo. No reaccionó el conjunto local, hundido ante la adversidad y el buen momento de los 'red devils', que acabarían sentenciando en los últimos instantes a través de Sancho y una excelente combinación en ataque. El Villarreal se la jugará en Bérgamo.