Grupo G | Jornada 2

El Sevilla sigue sin carburar y se complica la vida en Champions

El conjunto de Lopetegui, sin filo, no pasa de la igualada sin goles en Copenhague y partirá en desventaja con el Dortmund antes del doble duelo frente a los alemanes

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

El Sevilla sigue sin carburar en este inicio de temporada un tanto convulso en Nervión. En Copenhague blindó su puerta por primera vez en el curso tras seis partidos encajando, pero adoleció de falta de pólvora y no pasó de un empate sin goles en la capital danesa que le complica su camino hacia los octavos de final de la Liga de Campeones. Y eso que acompañó la remontada postrera del Manchester City ante el Borussia Dortmund, pero los alemanes partirán con ventaja en un doble duelo para las próximas dos jornadas de Champions que se antoja decisivo en la pelea por la segunda plaza del grupo.

Con dos canteranos en su defensa y un sinfín de dudas, el Sevilla de Lopetegui afrontó uno de esos partidos con mucho que perder y poco por ganar. La victoria contra el a priori rival más asequible de grupo era necesaria tras la goleada del City en el Pizjuán y con el doble enfrentamiento ante el Dortmund en el horizonte después de que los alemanes cumpliesen en el debut ante el campeón danés. Fruto de la necesidad, el conjunto andaluz salió dominador, llevando la iniciativa a través de la posesión y la profundidad por las bandas.

El joven Carmona, un puñal por el carril diestro, cargado de confianza y derribando las puertas del primer equipo frente a las ausencias, habilitó con su pase a Rakitic, que avisaba con un remate alto en la primera ocasión clara del partido. Al control sevillista le faltaba el acierto en el último pase para hallar la combinación correcta en el candado del Copenhague. Ideal para ello la calidad de Isco y Lamela en las proximidades del área rival. El zurdo argentino encontró con su pierna buena el desmarque de En-Nesyri, pero el delantero marroquí se topó con el cuerpo de Ryan en el instante de la verdad.

0 Copenhague

Ryan, Diks, Khocholava, Vavro, Kristiansen, Zeca, Stamenic, Falk (Lerager, min. 79), Johannesson (Sorensen, min. 87), Daramy (Mukairu, min. 73) y Claesson (Haraldsson, min. 79).

0 Sevilla

Dmitrovic, Carmona, Gudelj, Kike Salas, Telles, Rakitic (Jordán, min. 67), Fernando, Delaney (Papu Gómez, min. 67), Lamela (Suso, min. 74), En-Nesyri (Dolberg, min. 74) e Isco (Januzaj, min. 84).

  • Árbitro: Irfan Peljto (Bosnia). Amonestó a Daramy, Claesson y Stamenic, del Copenhague, y a Jordán y Carmona, del Sevilla.

  • Incidencias: Partido de la segunda jornada en el grupo G de la Champions disputado en el Parken.

El transcurrir de la primera parte fue equilibrando progresivamente el duelo, con el conjunto danés más asentado. Kristiansen aprovechó una de las muchas incorporaciones de Carmona al ataque para plantarse en el área andaluza, aunque el primer disparo a puerta danés se marchó alto. Fue un claro aviso de que la situación del encuentro había variado en contra de los intereses del Sevilla, que agradeció el descanso tras contener de nuevo el aliento en un remate de Vavro blocado por Dmitrovic y en un cabezazo de Claesson ligeramente desviado.

La pausa no aclaró el panorama sevillista, sino que profundizó en la mejoría del Copenhague. Un destello de Daramy respondió a la ocasión de Carmona. Lopetegui no lo terminaba de ver y recurrió a Joan Jordán y el Papu Gómez como interiores, el desborde de Suso y la amenaza de Dolberg para echar el resto. Ni por esas, este Sevilla ahora mismo dista mucho de ser un equipo con estrella y no pasó de la igualada sin goles en la capital danesa. Dmitrovic selló su puerta asumiendo la alternativa y el Dormund se fue finalmente de vacío del Etihad, dos conclusiones positivas para un conjunto que necesitará mucha más pegada para avanzar en la Champions.