Sergi Barjuán, técnico interino del Barça. / afp

Sergi: «Solo nos podemos hacer respetar ganando»

Para la final de Kiev, donde afronta su segundo partido como técnico interino del Barça, el catalán recupera a Ansu Fati, Dembélé, Araujo y Frenkie de Jong

DANIEL PANERO

No están Gerard Piqué, aquejado de una lesión muscular, y el Kun Agüero, que sigue pendiente de las pruebas coronarias tras sufrir una arritmia en el partido del pasado sábado ante el Alavés, pero buenas noticias para el Barça en la víspera para el partido contra el Dinamo de Kiev. El francés Ousmane Dembélé recibió el alta médica y entró en la lista de convocados para viajar a Ucrania, por lo que podría realizar su debut esta temporada, y además Ansu Fati, Frenkie de Jong y Ronald Araujo también están recuperados de sus respectivos problemas físicos y también y disponibles para Sergi Barjuán.

«El hecho de recuperar jugadores es importante para la competencia, es una motivación para todos. Para el grupo es bueno y tenemos que aprovechar que nos aporten todo lo que tengan en sus botas para darnos una alegría. Dembélé lleva mucho tiempo fuera de los terrenos de juego y es de agradecer que quiera estar para ayudar al equipo», explicó este lunes Sergi,

También echó un capote a Coutinho, silbado por la afición y a años luz de su mejor nivel. «He hablado con todos y también con Coutinho. Le dije que a mí también me había pitado el Camp Nou. La única manera de hacerte fuerte es ser tú mismo y eso le pedí. Cuando más dificultades tengas y quieras hacer tu papel solo, es más complicado. Si tiene más ayuda será importante. Esperamos reencontrar al Coutinho del Liverpool», dijo Barjuan antes de informar que ayer conversó con Agüero a través de mensajes y el argentino se encuentra tranquilo.

Difícil papeleta en Kiev para el técnico catalán en su segundo partido como entrenador interino del Barça, a la espera que se resuelvan los problemas para liberar a Xavi Hernández de su contrato con el Al-Sadd catarí. Se trata del compromiso más importante de lo que va de curso, ya que el equipo azulgrana está obligado a ganar en Kiev para seguir con opciones de alcanzar los octavos de la Champions.

«El Barça tiene la obligación de ganar siempre y en momentos débiles como ahora la única forma de hacernos respetar es ganando. Mañana tenemos un escenario ideal. Una victoria nos daría mucha alegría y cambiaría la forma de verlo de los culés», resaltó Barjuan. A Sergi no le asusta la situación, más bien todo lo contrario: «Es un orgullo estar aquí y representar el club en estos momentos», subrayó. «Los culés tenemos que ser más fuertes ante la adversidad. El equipo está capacitado para revertir este momento».

La idea está clara pero apenas ha dispuesto de tiempo para poder trabajar tácticamente con el equipo. «Tengo poco tiempo de margen para convivir con ellos y la obligación es sacar el máximo de todos». Llevo tres entrenamientos y casi sin exigencia. Cuando vienes de miércoles-sábado es complicado exigir mucho en las sesiones. Intento ser un entrenador cercano y buscar lo mejor para el equipo«, confesó. Asume que en momentos de dificultad es difícil encontrar una sonrisa en el vestuario, pero lanzó un mensaje optimista: »Es cierto que los jugadores del Barça tienen mucho talento y lo tienen que explotar en cada partido. Queremos encontrar nuestro estilo, nuestro modelo. Queremos ser protagonistas y ser equipo. Todo esto lleva a la alegría«.