Cuartos de final | Ida

El Chelsea tira de pegada en el Pizjuán y acaricia las semifinales

El Oporto mereció mucho más, pero no tuvo puntería, se estrelló contra Mendy, y encajó una derrota inmerecida que es casi definitiva

AMADOR GÓMEZ Madrid

La pegada decidió el primer duelo de cuartos de la Champions entre el Oporto y el Chelsea en el Sánchez Pizjuán, que también acogerá el martes la vuelta de una eliminatoria que ya se ha puesto muy de cara para el equipo inglés. El Oporto mereció mucho más, pero le faltó puntería, se estrelló contra el portero que ha arrebatado la titularidad a Kepa, Mendy, y sucumbió con crueldad frente a un Chelsea que marcó en dos de sus tres únicos disparos a portería, y dio un paso casi definitivo hacia unas semifinales que disputó por última vez hace siete años.

El delantero Mason Mount, uno de los jóvenes más prometedores de Europa, fue el primero que se encargó, tras una gran jugada del conjunto 'visitante', de arruinar las ilusiones de los lusos, que tras sorprender a la Juventus en octavos no dejaron de pelear por intentar dar otro golpe inesperado al verdugo del Atlético, pero les faltó gol para que su juego y su ambición tuviesen premio. En el tramo final, cuando el Chelsea ya se había fortalecido atrás para aguantar el 0-1, incluso el Oporto se llevó un segundo tanto que prácticamente certifica su despedida de Europa.

El atrevido Oporto tuvo innumerables ocasiones para batir la portería contraria, pero las desperdició todas, porque Mendy se erigió en héroe del conjunto londinense, cuyos goles en la ida valdrán doble en caso de empate y se perfila como rival del Real Madrid en las semifinales si los blancos no fallan en la vuelta y sellan su clasificación el miércoles en Anfield. Es el Chelsea de Thomas Tuchel un bloque potente, de mucho músculo y con una enorme efectividad arriba, pero se vio dominado por el Oporto y ofreció demasiadas dudas en defensa, donde César Azpilicueta volvió a ser uno de sus principales baluartes para mantener la portería a cero.

0 Oporto

Marchesín, Manafá (Conceiçao, min. 83), Mbemba, Pepe, Sanusi, Corona, Uribe, Grujic, Otávio (Toni Martínez, min. 83), Luis Díaz y Marega (Vieira, min. 83).

2 Chelsea

Mendy, Azpilicueta, Christensen, Rüdiger, James (Thiago Silva, min. 80), Jorginho, Kovacic (Emerson, min. 92), Chilwell, Mount (Kanté, min. 80), Werner (Pulisic, min. 65) y Havertz (Giroud, min. 65).

  • Goles: 0-1: min. 32, Mount. 0-2. min. 85, Chilwell.

  • Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia). Tarjetas amarillas a Mbemba, el técnico del Oporto, Sergio Conceiçao, y Grujic.

  • Incidencias: Partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Sánchez Pizjuán, a puerta cerrada.

También le faltó fútbol al Chelsea ante el conjunto dirigido por Sergio Conceiçao, que nunca le perdió la cara al encuentro pese a verse injustamente por detrás en el marcador a la primera de la que dispuso el conjunto inglés, cuando los portugueses atravesaban su mejor momento, siempre al ataque y mostrando peligro a balón parado. Sin embargo, aun con Olivier Giroud en el banquillo, el Chelsea, después de sufrir atrás, fue capaz de tomar el mando en el marcador sin haber ofrecido nada en ataque. Y cuando el choque agonizaba y el Oporto seguía intentándolo, aunque con menos fe, los portugueses pagaron lamentablemente un error defensivo del que se aprovechó Chilwell para colocar al favorito a punto para el último cruce a doble partido.