Semifinales / Ida

Demasiado Liverpool para el Villarreal

Dos minutos fueron suficientes para condenar a los de Emery, que sufrieron en Anfield ante uno de los grandes favoritos de la competición

JUANJO GONZALO

No pudo ser en Anfield. Fue mucho Liverpool para el Villarreal, que en dos minutos mágicos dejó muy tocado al conjunto amarillo. Necesitan los de Emery lograr una compleja remontada en el encuentro de vuelta en La Cerámica. Los tantos de Estupiñán, en propia meta tras un rebote, y de Mané, alejan a los 'groguet' de un sueño europeo que en el templo inglés estuvo muy presente durante toda la primera mitad. Pareció ser el descanso un acicate para el conjunto entrenado por Klopp, que salió en tromba y se desató por completo. Golpeó primero en unos minutos realmente duros para los de amarillo, que no tuvieron opciones en ataque y no inquietaron la meta de Alisson en los 90 minutos, más allá de un manso remate de Dia en los últimos instantes del choque. Enloqueció la afición y sufrió el submarino, y mucho, con dos goles que supusieron un auténtico mazazo.

Supo hasta entonces resistir las acometidas del rival un Villarreal que se presentó con unas intenciones similares a las mostradas frente a Juventus o Bayern. Sorprendió Emery con la inclusión del nigeriano Chukwueze en la punta del ataque, acompañando a Danjuma, buscando con ellos la sorpresa en algún contragolpe utilizando la velocidad endiablada de ambos jugadores. Una tarea altamente complicada para un equipo que volvió a presentar un bloque bajo y muy compacto, incapaz de encontrar la portería de Alisson y poner patas arriba una eliminatoria que desde los primeros minutos fue de claro dominio 'red'. Obligados por los de Emery a buscar el juego por bandas, fueron Robertson, Luis Díaz y Alexander-Arnold los grandes protagonistas que buscaban alguna opción en el área de Rulli. Apenas dos buenos remates del excelente colombiano obligaron a emplearse al guardameta en unos minutos complicados para el equipo amarillo, con el Liverpool encontrándose ante su gente y realizando una presión alta. Impidiendo una cómoda salida de los amarillos e inhabilitando al rival en la fase ofensiva.

2 Liverpool

Alisson, Alexander-Arnold (Joe Gomez, min. 81), Konaté, Van Dijk, Robertson, Henderson (Keita, min. 72), Fabinho, Thiago Alcántara, Salah, Luis Díaz (Origi, min. 81) y Mané (Diogo Jota, min. 72).

0 Villarreal

Rulli, Foyth, Albiol, Pau Torres, Estupiñán (Trigueros, min. 72), Coquelin (Pedraza, min. 56), Capoue, Parejo (Aurier, min. 72), Lo Celso, Chukwueze (Dia, min. 72) y Danjuma (Alcácer, min. 86).

  • Goles: 1-0: min. 53, Estupiñán, en propia. 2-0: min. 55, Mané.

  • Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a Van Dijk por parte del Liverpool y a Estupiñán y Lo Celso, del Villarreal.

  • Incidencias: Partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones disputado en Anfield.

Sería Thiago el primero en realizar un serio aviso antes del descanso. Como si de una premonición de lo que podía ser la segunda mitad se tratase, el mediocentro dejaba prácticamente sin respiración a los 'groguet' con un disparo lejano que reventaba el palo. Acabaría el Liverpool rompiendo la resistencia con un golpe de suerte que se envenenó e imposibilitó la llegada de Rulli. El centro de Henderson, cuando se cumplían 53 minutos, rebotó en Estupiñán y desvió el balón lo suficiente para que el meta argentino no pudiera evitar el primer tanto del partido. Sin reacción, con las gradas de Anfield enloquecidas y el conjunto 'red' buscando hacer sangre, apareció la puntera de Mané tras un excelente pase de Salah para superar en la salida al portero del Villarreal. Había sido tan solo un abrir y cerrar de ojos, pero los de Emery se acercaban a un precipicio desconocido hasta el momento en la competición europea.

Perdón local

Ni el paso de los minutos, ni los cambios introducidos por el técnico vasco pudieron levantar a un Villarreal cabizbajo que no inquietó al conjunto inglés. Desatado, siendo protagonista del juego y con los laterales muy altos, quiso sentenciar la eliminatoria el Liverpool ante su público. Pudo lograrlo con varias opciones, con un incisivo Luis Díaz que volvió a demostrar la calidad, rapidez y desborde que atesora, pero también en una llegada de Robertson que acabó en un gol que, afortunadamente no subió al marcador por encontrarse en fuera de juego. Fue la mejor noticia para el cuadro español, que pareció haber quedado noqueado con la llegada de los goles. Tan solo Dia, con un tímido remate dentro del área en los últimos minutos del partido, probó los guantes de Alisson, que atrapó el balón cómodamente.

El objetivo ahora para el Villarreal pasa por una remontada en casa y ante su público. Ese que, siempre fiel, se presentará en La Cerámica el próximo martes, como en las grandes ocasiones. Con el sueño de, esta vez sí, lograr un histórico pase a la final de Liga de Campeones. Una misión realmente complicada frente a, como ya reconoció el propio Emery en la previa del partido de ida, uno de los grandes favoritos para hacerse con el preciado título. Una misión que, sin embargo, ya logró en las eliminatorias frente al Bayern y la Juventus.