Carlo Ancelotti, durante la rueda de prensa en el Celtic Park. / Lee Smith (Reuters)

Grupo F | Jornada 1

Ancelotti: «Veo como una buena señal que no nos den favoritos»

El técnico del Real Madrid recuerda que su equipo tampoco cotizaba alto en las casas de apuestas cuando comenzó la última Champions y acabó levantando la 'orejona'

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

A Carlo Ancelotti no le inquieta lo más mínimo que las casas de apuestas no sitúen al Real Madrid entre los principales favoritos para ganar la Champions. Es más, lo considera un buen augurio, a tenor de lo que sucedió el curso anterior. «No me sorprende. Lo veo como una buena señal. El año pasado teníamos aún menos posibilidades en las estadísticas. Este año hemos mejorado y tenemos un poco más. Va a pasar lo que pasó el año pasado, que vamos a competir hasta el final y ojalá podamos competir en la final», señaló el técnico de los blancos.

El vigente rey de Europa comienza la defensa del título que conquistó el pasado 28 de mayo en París visitando al Celtic. Un rival complicado, según avisó Ancelotti. «El partido va a ser difícil. El Celtic tiene una buena dinámica, juega con mucha intensidad. Lo conocemos y estamos preparados para comenzar bien el grupo» indicó el preparador.

El italiano sabe que su equipo es siempre un rival a batir en su competición fetiche. «En esta competición el Real Madrid siempre ha sido y siempre va a ser respetado, no solo por lo que logramos el año pasado, sino por la historia de este club. No podemos pensar mucho más adelante, tenemos que pensar en que tenemos que pasar este grupo, ganarlo, y después veremos lo que pasa después del Mundial», explicó el preparador de Reggiolo, siempre cauteloso ante el impacto que pueda tener en el devenir de la temporada la exótica Copa del Mundo que se disputará en otoño y que, por lo pronto, ha obligado a comprimir la fase de grupos de la Champions. «Hasta el Mundial no creo que vayamos a tener problemas. Los jugadores están listos, preparados y motivados para llegar al Mundial en una buena condición física. La duda es cómo volverán del Mundial, nunca se puede saber», alertó.

Pese a que el sorteo deparó una primera fase asequible, a priori, para el catorce veces campeón de Europa, Ancelotti no quiere confianzas. «No es un grupo fácil. Conocemos muy bien a los equipos. El Celtic lo está haciendo muy bien y tenemos que respetarlo, como tenemos que respetar al Leipzig y al Shakhtar. En los grupos hay sorpresas, pasó el año pasado con el Sheriff. Va a ser un grupo equilibrado», consideró el transalpino.

«No hay explicación para lo de Modric»

Escondió sus cartas cuando se le preguntó si habrá espacio el martes dentro de su once para algunos de los futbolistas que han contado hasta ahora con menos minutos. «Sí, puede ser. Yo no sé cuáles son los menos habituales», atajó Ancelotti, al que le recordaron que nunca pudo asaltar el Celtic Park, ni siquiera como jugador. «Ha sido un estadio muy difícil para mis equipos en el pasado. He jugado varias veces: en la liguilla, en octavos... Es un estadio muy difícil, pero con un ambiente fantástico. Me encanta que mi equipo juegue en un ambiente como este», apuntó.

Se refirió, por último, al nivel de Modric, que el martes disputará su partido número cien en Europa vistiendo la elástica del Real Madrid y que el viernes cumplirá 37 años. «No hay explicación. Es un fantástico jugador, con una gran actitud. Estas cosas combinadas lo hacen un jugador de los mejores que tenemos en Europa. Vamos a celebrar sus 37 años con una gran fiesta. Ojalá esté invitado», bromeó.

Vinicius, durante la rueda de prensa. / EP

Vinicius: «Quiero seguir evolucionando hasta el último día de mi vida»

La comparecencia de Carlo Ancelotti en el Celtic Park estuvo precedida por la de uno de sus grandes estiletes, Vinicius. El brasileño, con la nacionalidad española ya bajo el brazo tras jurar la Constitución, no para de subir en el escalafón del Real Madrid y fue el escogido para intervenir en la previa del debut del rey de Europa en una nueva edición de la Champions. Su progresión en los últimos meses ha sido geométrica, pero el carioca no se marca límites y quiere seguir creciendo como futbolista y como persona. «Tengo que mejorar en todo, en muchas cosas. Quiero seguir evolucionando hasta el último día de mi vida. Todos los jugadores de aquí me enseñan mucho. Karim me da un plus para seguir evolucionando en el club más grande del mundo», proclamó.

Vinicius manifestó su felicidad por afrontar de nuevo el apasionante reto que significa disputar la máxima competición continental. «Con mucha alegría por haber ganado la última Champions y con muchas ganas también de ganar otra. Tenemos buenas sensaciones. El míster siempre nos dice que tenemos que hacerlo bien para defender nuestro título», apuntó el ex del Flamengo antes de la cita con el Celtic, al que describió como «un buen equipo, con gente que presiona mucho» en su estadio. «Ganaron por 4-0 su último partido y siempre es muy difícil jugar aquí, pero queremos los tres primeros puntos en la Champions», avisó.

En poco más de un año, Vinicius ha pasado de ser carne de memes a ser valorado como uno de los futbolistas más desequilibrantes del mundo. El carioca no parece guardar rencor a quienes le criticaron en el pasado y dejó claro que su deseo es estar muchos años en el Real Madrid. «Yo siempre escucho a la gente que me quiere, a la gente que está conmigo todos los días. Eso es lo que importa. Quiero hacer las cosas para mi gente, para los que saben el trabajo que hago todos los días para ser un gran futbolista. Espero seguir evolucionando para seguir aquí mucho tiempo como Modric, Marcelo, Karim o Toni. Quiero jugar aquí por tanto tiempo», comentó.

Se mostró humilde cuando le preguntaron si considera que ya está entre los cinco mejores jugadores de la actualidad. «Eso se lo dejo a la gente. Yo tengo la cabeza tranquila. Tengo que estar en mi mejor versión y seguro que voy a hacer grandes cosas esta temporada también», indicó un extremo que no se fija cifras ofensivas. «Claro que quiero marcar más goles y dar más asistencias, pero lo principal para mí es jugar bien para mi equipo y seguir ganando», incidió.

Por último, se mostró encantado con su vida en Madrid. «El club y la afición, la gente de Madrid, me ha dado muchas cosas. Llegué aquí con 18 años, acababa de empezar mi carrera en el fútbol. Ahora tengo 22 años y sé que la gente me quiere mucho. Me encanta vivir en Madrid y quiero estar aquí por mucho tiempo», finalizó.