Fútbol: UD Las Palmas

Javi Castellano: «Igual hice pensar a Setién un poquito»

    Cargando reproductor ...
06/12/2017

Javi Castellano completó su mejor actuación desde su lesión de rodilla ante el Betis. Se reivindicó ante el extécnico de la UD, quien no contaba con el gemelo. Elogia a Paquito y el efecto que ha tenido en el equipo: «El domingo salimos como nunca a por el partido», afirma.

- La UD vuelve a ganar y usted completa su mejor actuación desde la lesión. ¿Cómo se siente?

- Feliz. Aparte de que ha sido uno de los mejores partidos del equipo este curso, me encontré muy bien en el campo. Todo el mundo me dice que hice un buen partido, pero es lo que estaba acostumbrado a hacer antes de la lesión. Aunque siempre soy exigente conmigo mismo y sé que todavía puedo dar más.

- Encima lo hizo delante de Setién, el técnico que no confió en usted y que quiso que saliera. ¿Tenía ganas de reivindicarse ante él?

- Tenía ganas de demostrarle a Quique y a todo el mundo que estoy dispuesto a darlo todo y que la rodilla está muy bien. Cuando que estaba aquí Setién, nunca me dio oportunidades, que era lo que necesitaba. Ahora estoy teniendo continuidad y todo es diferente. Hice un buen partido, ganamos al míster que no me ponía y le demostré que estoy bien. Igual esto le hace pensar un poquito...

- ¿Siente que ya es el futbolista de antes de la lesión?

- Cada vez voy encontrando más al yo de antes, pero creo que aún tengo mucho margen de mejora. A medida que cojo confianza, veo que puedo hacer más cosas. Pero, sobretodo, he aumentado el nivel físico, que es lo que me permite jugar cada fin de semana.

- Es una victoria que, además, sirve para desbloquear la mente.

- El equipo necesita este triunfo. Jugamos bien y tuvimos muchas ocasiones. Podríamos haber marcado más goles. La sensación contra la Real fue diferente porque no tuvimos el dominio ni el balón. Contra el Betis el partido fue nuestro en todo momento. Sabemos que podemos hacer eso más veces e incluso mejor. Esa es la dinámica a seguir.

- ¿Qué porcentaje de culpa tuvo Paquito en ese triunfo?

- Él como ha sido jugador, nos dice cosas que necesitamos. Su mensaje ha calado hondo en el equipo. Te da confianza. Yo seguiría dejando a Paquito, porque ya que ganas un partido pues podríamos tener continuidad. Igual volvemos a ganar y tiene que seguir más tiempo... El equipo tuvo confianza con él y la cosa puede salir bien. El ejemplo es que antes de saltar a los partidos, siempre pegamos un grito en el vestuario. Pues contra el Betis ese grito se escuchó más que nunca. Ahí se notó la implicación de cada uno, las ganas que teníamos de salir y ganar.

- Hacía falta un cambio...

- Ayestarán y el cuerpo técnico lo hacía todo con buena intención y lo que intentaban eran cosas con sentido y con la intención de mejorar. Estaban convencidos al 100% en su idea. A raíz de la Real parecía que íbamos a encontrar el camino, pero se tomó la decisión de cesarlo y solo queda desearle la mayor suerte. Yo le agradezco que confiase en mí.

- El acuerdo con Jorge Almirón está cerrado, ¿qué le parece?

- No sé casi nada de él. Solo que lo ha hecho muy bien con el Lanús y que propone un juego asociativo, de toque... Y eso es lo que ha gustado siempre en la UD. Tratar la pelota bien. Además, ha llevado a un equipo que no es de los favoritos a la final de la Libertadores. Tiene mucho mérito lo que ha hecho en Argentina.

- Vendrá acompañado por una leyenda como es el Turu Flores...

- Recuerdo verlo jugar de pequeño en el Insular y cantar sus goles. Incluso tengo una foto con él siendo yo un crío. Era un referente en la UD y marcó una época. Si al final viene, será mucha ayuda, alguien al que has admirado y que te puede dar consejos.

- También se habla de un medio. Eso igual ya no es tan necesario...

- (Ríe) Puede venir un mediocentro, un portero, un delantero... Si es para aportar, para competir y para que el equipo sea mejor, pues perfecto. A mí me ha tocado pelear con todo. Este año empecé suplente con Márquez y terminé jugando. Lo mismo me pasó con Ayestará. Estoy acostumbrado a currármelo día a día en los entrenamientos. Si viene alguien tendrá que luchar con todos.

- El problema es que Almirón igual no puede entrenar en España. Es increíble que se sigan cometiendo este tipo de errores...

- La directiva tiene que fijarse en esas cosas. Sería un fallo querer a un entrenador, que es una figura clave, y que resulte que al final no puede venir porque así lo dice la normativa. Es un error que puede deberse a la precipitación de verte sin técnico y tener que traer a alguno ya sí o sí.

- Otra opción que se baraja es la de mantener a Paquito hasta que Jémez coja el equipo en enero...

- Es una alternativa muy buena. Yo no he tenido a Jémez como entrenador, pero me han hablado fenomenal de él en el vestuario, y también he visto el fútbol que ha hecho. Es el tipo de técnico ideal para la UD, de toque, que le gusta la presión alta y que los jugadores se asocien. Tiene la etiqueta de ser un poco kamikaze, pero seguro que con todo lo que ha aprendido sabrá cuando arriesgar y cuando dar un paso atrás y juntarse. Pero si él tiene una idea fija, la va a llevar a cabo.

- Y entre todo este lío en el banquillo, mañana toca el Alavés.

- Será un partido muy importante ante un rival directo. Hay que ganar o, como mínimo, puntuar. Si un equipo está hundido, hay que hundirlo más. Habrá que ir a Vitoria con la idea de salir a jugar, tener ocasiones presionar y dejar la portería a cero. Ir a por el partido desde el primer momento y no especular. Tenemos que sacar cuanto antes puntos para estar más tranquilos nosotros, porque cuando estás abajo, a veces no tienes la confianza necesaria para hacer bien las cosas.

- Y en Copa, el Valencia.

- Es, junto al Barça, el equipo más en forma de la Liga. Es un rival muy difícil, pero no imposible. Hace dos años nos eliminó y eso que era un Valencia diferente. Ahora es un equipo más compacto, que sabe lo que hace y que juega muy junto siempre. Es fuerte, pero yo prefiero enfrentarme ante un grande y tener que saber que tenemos que dar lo máximo. Seguro que nos vendrá bien.

Confía en renovar

Javi Castellano renovó el pasado curso por un año, por lo que su contrato expira a final de este curso, pero no es un tema que le preocupe puesto que está convencido de que, haciendo las cosas bien, podrá continuar en el equipo de su vida. «En un principio iba a renovar por dos años, pero lo más lógico era ponernos un año. Porque, aunque yo no tenía dudas sobre mí, es normal que el club sí las tenga sobre mi rodilla. Era lo más honesto. Pienso que si sigo como hasta ahora, llegaré a un acuerdo con la UD. Quiero quedarme porque es el equipo de mi vida. Con todo lo que pasé, ya es hora de que me toque disfrutar de mi equipo en Primera», relata.