Haaland y Phil Foden celebran la victoria en el derbi de Mánchester. / Reuters

Premier League

Haaland y Foden trituran al Manchester United

El City da un repaso futbolístico a un rival en declive con sendos tripletes del ariete noruego y del extremo inglés

DANIEL PANERO Madrid

El City le dio este domingo un repaso monumental al United en el derbi de Mánchester. El conjunto que dirige Pep Guardiola se impuso por 6-3 al de Erik ten Hag en un partido marcado por una primera parte excelsa de los locales, en la que lograron cuatro tantos y en la que Haaland ejerció de extraordinario anfitrión. El noruego anotó su tercer 'hat-trick' consecutivo en casa, repartió dos asistencias y se llevó todos los focos junto a Foden, que logró otro triplete. Ya son 14 dianas las que suma el bueno de Erling Haaland en la Premier League, números de otro planeta que amenazan los registros de jugadores de época como Shearer, Agüero, Salah o Rooney.

Un aguacero futbolístico. Eso es lo que le cayó al Manchester United nada más saltar al terreno de juego del Etihad Stadium. El equipo que dirige Ten Hag salió a disputar el derbi y vio cómo una ola llamada Manchester City lo pasaba por encima. El equipo de Guardiola es una orquesta casi perfecta en la que cualquiera sabe tocar el violín, el trombón, el arpa y el instrumento que en ese momento sea necesario. Los 'citizens' entraron al choque con la presión asfixiante arriba por bandera, con una circulación de balón vertiginosa y con una pegada que, este año sí, es demoledora. Avisaron Haaland, De Bruyne y Bernardo Silva en una triple ocasión que fue como un trueno previo a la tormenta. No llovía, pero al equipo de rojo le iba a caer un chaparrón de los que marcan una era.

6 Manchester City

Ederson, Walker (Sergio Gómez, min. 41), Akanji, Aké, Cancelo, Gündogan (Palmer, min. 75), Bernardo Silva, De Bruyne, Foden (Mahrez, min. 74), Haaland y Grealish (Laporte, min. 75).

3 Manchester United

De Gea, Dalot, Varane (Lindelof, min. 40), Martínez, Malacia (Shaw, min. 46), McTominay (Casemiro, min. 59), Eriksen, Bruno Fernandes, Antony, Sancho (Fred, min. 70) y Rashford (Martial, min. 59).

  • Goles: 1-0: min. 8, Foden. 2-0: min. 34, Haaland. 3-0: min. 37, Haaland. 4-0: min. 44, Foden. 4-1: min. 56, Antony. 5-1: min. 64, Haaland. 6-1: min. 72, Foden. 6-2: min. 84, Martial. 6-3: min. 91, Martial, de penalti.

  • Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra). Amonestó a Dalot, Malacia y Bruno Fernandes.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de la Premier, disputado en el Etihad Stadium ante 55.097 espectadores.

El primer golpe lo asestó Phil Foden. El canterano del City finalizó esa jugada clásica del libreto de Guardiola. Esa en la que el extremo, en este caso Bernardo Silva, gana la línea de fondo y pone un balón atrás para que el extremo contrario, ya sea Leo Messi, Arjen Robben o en este caso Foden, aproveche el espacio que libera el '9' para finalizar a placer y que todo parezca de lo más sencillo. Ese tanto fue causa y consecuencia. Ocurrió a raíz de la enorme diferencia entre ambos equipos y desembocó en una ola incapaz de ser surfeada por el United. Gündogan disparó al palo en un libre directo, De Bruyne puso a prueba a De Gea y todo el Etihad entró en ebullición ante la que se venía encima. El City era un huracán de dimensiones bíblicas que se iba a llevar por delante a todo aquel que se pusiera por delante.

Se marcha la afición visitante

La víctima fue un United que se vio arrasado. El equipo de Guardiola encontraba vías de agua por todas partes y Haaland lo aprovechó para triturar el derbi. El punta noruego remató el segundo en un saque de esquina que ganó por alto de una forma exultante y apenas tres minutos después hizo el tercero tras un nuevo envío milimétrico de De Bruyne. El shock era total para los 'red devils', inertes ante el festival local. Y todavía iba a ser peor antes del descanso, cuando Foden aprovechó un balón al espacio para hacer el póker y terminar con la paciencia de la afición visitante, que abandonaba el Etihad Stadium negando con la cabeza después de solo 45 minutos.

Tras la reanudación al City no le sonó el despertador. Los de Guardiola seguían soñando con el repaso de la primera mitad y esa zozobra la aprovechó el United para salir de su caparazón, coger aire, ganar metros y darse una alegría gracias a un tanto de Antony desde fuera del área, inapelable para Ederson. Fue un acicate para un City que creyó en la rebelión y volvió a acelerar a fondo, otra vez con Haaland como protagonista. El noruego, que no se guarda ningún desmarque, finiquitó un centro lateral de Foden para rubricar un nuevo récord en su meteórica carrera. Nadie antes había logrado tres 'hat-trick' seguidos jugando como local.

Para entonces, el City ya miraba de tú a tú a la historia. En 1926 ganaron por 1-6 a domicilio y en 2011 repitieron resultado en Old Trafford en un show coral de Balotelli, Agüero y Dzeko. Nunca antes le habían hecho como local seis tantos al eterno rival, pero los récords están para batirlos y es más fácil lograrlo cuando cuentas con Haaland en la punta de lanza. El noruego seguía con hambre y levantó la cabeza para regalarle el sexto a Foden, una cortesía que el canterano no iba a desaprovechar para anotarse su particular triplete. Fue el último destello de los de Pep Guardiola en una exhibición que concluyó con dos tantos de Martial sobre la bocina que no cambiaron la distancia abismal que ahora mismo existe entre los dos colosos de Mánchester.