Messi levanta la copa. / foto: AFP | Vídeo: aTLAS

Copa América 2021

'Maracanazo' de la Argentina de Messi

El 10 conquista ante Brasil su primer gran título con la Albiceleste, campeona de la Copa América 28 años después y con su astro MVP y máximo goleador y asistente

RODRIGO ALMONACID Río de Janeiro

Se arrodilló, rompió a llorar y sus compañeros corrieron a abrazarle. Leo Messi alzó por fin su primer título con la camiseta de Argentina al derrotar al Brasil de Neymar (1-0) en la final de la Copa América disputada en el mítico Maracaná. La Argentina de Messi conquistó el templo del fútbol sudamericano para adjudicarse el gran trofeo continental 28 años después. A sus 34 años, el astro de la Albiceleste acabó así con una racha de cuatro finales perdidas con la Albiceleste: tres en la Copa América y una en el Mundial. Tan redonda resultó la noche para Messi que la Albiceleste se coronó en el mejor lugar posible para el eterno rival del anfitrión, gracias a un gol de Ángel Di María en el minuto 22.

Tal vez en el mejor momento desde que debutó con la Albiceleste en 2005, Messi se quitó de encima el peso de casi tres décadas sin títulos de su selección. Cuando Argentina se proclamó campeona en la anterior ocasión, en la Copa América de Ecuador en 1993, 'La Pulga' apenas comenzaba a despertar admiración en los torneos infantiles de Rosario. El 10, que jugó lesionado la final, con un problema en los músculos isquiotibiales, fue elegido MVP de la Copa América y también se convirtió en el máximo goleador del torneo (cuatro tantos), junto al colombiano Luis Díaz, y en el máximo asistente, con cinco pases de gol.

«Una locura. Es inexplicable lo que siente. Me ha tocado irme triste y sabía que se me iba a dar. Este grupo se lo merecía. Estoy feliz», reconoció Messi a la salida de Maracaná, horas después de la final. «Necesitaba sacarme la espina de ganar algo con la selección. Fueron muchísimos años. Sabía que en algún momento se iba a dar. Fue en Brasil y ganándole a Brasil. Soy un agradecido», dijo Messi mientras abrazaba el trofeo que se le había negado en tres ocasiones (en 2007, ante la Canarinha; y en 2015 y 2016, frente a Chile, ambas finales perdidas por penaltis).

1 Argentina

Emiliano Martínez, Montiel, Romero (Pezzella, min. 79), Otamendi, Acuña, Paredes (Guido Rodríguez, min. 54), Di María (Palacios, min. 79), De Paul, Lo Celso (Tagliafico, min. 63), Lautaro Martínez (Nicolás González, min. 79) y Messi.

0 Brasil

Moraes, Danilo, Marquinhos, Thiago Silva, Lodi (Emerson, min. 76), Casemiro, Paquetá (Barbosa, min. 76), Fred (Firmino, min. 46), Everton (Vinicius, min. 63), Richarlison y Neymar.

  • Gol: 1-0: min. 22, Di María.

  • Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay). Tarjetas amarillas a Fred, Paredes, Lo Celso, De Paul, Lodi, Paquetá, Otamendi, Marquinhos y Montiel.

  • Incidencias: Final de la Copa América 2021, disputada en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, ante unos 7.700 espectadores.

«Soñamos tanto con esto, peleamos tanto... Mucha gente nos decía que no volviéramos, nos criticaban, y nos seguimos dando la cabeza contra la pared, a seguir dando hasta que hoy se rompió, entró y gracias a Dios pudimos lograr el título tan deseado que estábamos buscando», proclamó por su parte Di María, autor del tanto de la histórica victoria de la selección argentina tras un pase en largo de Rodrigo De Paul, que jugará en el Atlético de Madrid la próxima temporada.

Aunque no brilló en el templo carioca, Messi voló por el aire de Río empujado por la fuerza de sus compañeros, que se rindieron ante su 10 y capitán. «¡Messi, Messi, Messi!», le homenajearon los miles de argentinos que asistieron al Maracaná tras aprobarse a última hora la entrada limitada de público. Entre serpentinas y pirotecnia, 'La Pulga' levantó la copa en el torneo en el que posiblemente ha tenido su mejor rendimiento, mientras negocia su renovación con el Barcelona.

Emotivo abrazo con Neymar

Con su 'Maracanazo' ante el defensor del título, Argentina, dirigida por Lionel Scaloni, igualó a Uruguay con 15 títulos en la competición sudamericana de selecciones. La alegría de Messi fue, sin embargo, la tristeza de su amigo Neymar, ausente por lesión del torneo disputado en 2019, cuando Brasil, que siempre había ganado el título en casa -las cinco ocasiones anteriores que fue anfitrión- se adjudicó su novena Copa América. Ambos, excompañeros en el equipo azulgrana, se fundieron en un emotivo y largo abrazo al término del partido. «Hay que tener la grandeza del reconocimiento por más doloroso que sea, por más difícil que sea», destacó el seleccionador brasileño, Tite.

En vísperas del superclásico de selecciones, el defensa brasileño Marquinhos se atrevió a pronosticar que la esperada final sería una pelea de boxeo. Lo afirmó, lógicamente, en sentido figurado, porque aunque hubo golpes y la tensión se podía cortar con un cuchillo, no sucedió nada que vulnerase el reglamento. En la hierba del Maracaná, la misma donde Uruguay protagonizó el inolvidable 'Maracanazo' en el Mundial de 1950, hubo muchas mariposas flotando, las de Mohammad Ali, y pocas abejas picando. Pero cuando lo hicieron, fueron pinchazos letales.

Mediada la primera parte, De Paul lanzó un pase de 40 metros hacia la banda derecha de Di María. El lateral rojiblanco Renan Lodi falló, 'El Fideo' se fue en velocidad y con una vaselina rompió la imbatibilidad de Emerson.

Argentina aplicó el mantra del mejor boxeador de todos los tiempos para herir a un Brasil superado en el centro del campo y con problemas para hacer funcionar su circuito ofensivo. El duelo entre los principales 'púgiles', Messi y Neymar, fue de observación, aunque el argentino tuvo más movilidad y empeño frente a un brasileño que buscó el choque, sufrió la desconexión de su equipo y terminó llorando. En las esquinas, el novato Scaloni, de 43 años, le ganaba el pulso al experimentado Tite, de 60. «Es un título grandísimo, especialmente para la gente. Que los argentinos disfruten», pidió el seleccionador de la Albiceleste.

Messi: «Es inexplicable lo que se siente»

Lionel Messi dijo que «es inexplicable lo que se siente» tras haber ganado la Copa América ante el rival histórico Brasil en la ciudadela del Maracaná.

«Una locura. Es inexplicable lo que siente. Me ha tocado irme triste y sabía que se me iba a dar. Este grupo se lo merecía. Estoy feliz», señaló Messi horas después del triunfo que cortó una racha negativa de Argentina de 28 años sin ganar títulos.

«Hay que aprovechar. Yo ya les dije a los chicos que son el futuro de la selección. Y ya la demostraron. Ya conocía a los chicos. Es un grupo espectacular. Me siento feliz siendo parte con ellos. Estos 45 días terminaron de forma impresionante», añadió. La Albiceleste inició un proceso de cambio con jugadores que fueron vitales en la Copa América de este año como Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Cristian Romero.