Pedri golpea el balón en presencia del delantero suizo Haris Seferovic en el partido correspondiente a los cuartos de final de la Eurocopa. / AFP

Eurocopa 2020/2021 Pedri, el genio de una lámpara llena de talento

El adolescente canario se disfraza de Iniesta para pensar el fútbol de una selección en la que sus jóvenes estrellas alumbran el futuro

ROBERT BASIC

En Wembley, donde Luis Enrique debutó como seleccionador en 2018 y casi tras años después perdió en las semifinales de la Eurocopa, España puso la semilla de un fútbol en proceso de ser total que anuncia cosechas abundantes. Había mucho interés por saber si La Roja y varios de sus jóvenes valores serían capaces de sostener la mirada a Italia, un rival de envergadura, de los que miden la verdadera talla del aspirante, y no solo lo hicieron sino que metieron a la renovada 'azzurra' en la cueva. Demostraron que su estilo está definido, que no se arrugan ante nadie, que viven cosidos al balón y que cuentan en sus filas con una generación de internacionales llamados a brillar en un futuro cercano. Uno de sus máximos exponentes es Pedri, un adolescente de 18 años disfrazado de Iniesta quien ha completado un torneo soberbio. El blaugrana encarna a la perfección un relevo generacional que sembró en Londres y espera recoger los frutos en las próximas grandes citas.

Otros protagonistas

  • Unai Simón. Portero. Su titularidad fue acompañada de críticas, que subieron de decibelios tras el fallo contra Croacia. Pero en ese mismo partido se rehízo con dos paradones y luego se vistió de héroe en la tanda de penaltis con Suiza. Sin olvidar sus paradas a Lewandowski, Berardi, Chiesa...

  • Aymeric Laporte. Central El káiser de la defensa española, un auténtico muro que ha hecho una Eurocopa soberbia. Es el único jugador de campo con todos los minutos disputados. Luis Enrique le quiso y demostró que no se equivocaba. Contundente, fuerte, rápido... Hay central para rato en La Roja.

  • Éric García. Central Con solo 20 años, el central cuajó un partidazo en toda una semifinal de la Eurocopa. Venía de una temporada prácticamente en blanco con el City (3 partidos en la Premier) y aun así encajó a la perfección con Laporte. Dejó claro que el futuro es suyo en la selección

  • Ferrán Torres. Extremo Con 21 años, el extremo del City ha participado en los seis partidos de la selección (366 minutos), ha marcado dos goles ante Eslovaquia y Croacia y ha dado una asistencia. Lleva siete tantos en los 17 encuentros con la absoluta (41,1%), un futbolista rápido, vertical y atrevido.

  • Dani Olmo. Extremo Es un futbolista con mayúsculas, jugador de banda que también está cómodo en el puesto de falso nueve. Es vertical, atrevido y hábil con el balón. Solo le ha faltado el gol para sacar la matrícula de honor en una Eurocopa en la que ha enseñado de lo que es capaz.

Pedri ha jugado los seis partidos en la Eurocopa y solo se ha perdido un minuto -literal- porque fue sustituido en los instantes finales del encuentro ante Suiza, resuelto desde los once metros. El jovencísimo centrocampista asumió la responsabilidad de pensar el fútbol del combinado nacional, arropado por dos veteranos como Busquets y Koke, escoltas de lujo para un chaval cuyo tiempo aún está por llegar. Ha venido del futuro para dar sentido al presente acuñado por Luis Enrique, un seleccionador que le vistió de director de orquesta y le entregó la batuta de mando. Acertó de pleno con un chaval que ha asombrado en un campeonato de máxima dificultad. Tanto que todo el mundo le señala como el estandarte de una talentosa selección apegada al juego más atractivo y dominante de los 24 equipos que tomaron parte en este novedoso formato multisede inventado por la UEFA.

Nada más terminar el duelo contra Italia, Luis Enrique habló de la semifinal, de la Eurocopa y de alguno de sus protagonistas. «¿Alguien se ha fijado en lo que ha hecho un niño de 18 años llamado Pedri? A su edad no lo hacía ni don Andrés Iniesta», dijo todavía sobre la hierba de Wembley, 'tocado' por la derrota y al mismo tiempo orgulloso de la actuación de su equipo y de la de un adolescente con mentalidad de adulto. En su comparecencia posterior, el asturiano profundizó en sus elogios hacia el centrocampista. «Lo de Pedri no se lo he visto a ningún jugador de 18 años. Cómo rinde, cómo interpreta el juego, cómo ocupa los espacios, la calidad que tiene, la personalidad que ha demostrado en este tipo de partidos... Nunca he visto cosa igual. Es algo fuera de toda lógica», expresó su asombro un preparador que ha competido y entrenado junto a varias estrellas mundiales.

Precisión de pase y kilómetros

La brújula de la selección, que jamás ha perdido el norte, ha consumido 629 minutos en el torneo continental. Una cita en la que ha dado 465 pases, 429 de ellos buenos, entregados, lo que supone una efectividad del 92%. Pero no solo trabaja con el balón, sino que defiende y abarca mucho campo. De hecho, Pedri es el jugador con más kilómetros recorridos en esta Eurocopa con 76,1, lo que devuelve una media de 12,6 por partido. El único pero que se le puede pone es su desafección por el gol. Prefiere distribuir que disparar. No ha rematado ni una sola vez, un déficit que irá corrigiendo con el tiempo. No hay duda de que el blaugrana encarna el espíritu de la España de Luis Enrique, pero también hay otros jóvenes que se han reivindicado y demostrado que son la base sobre la que se construye el futuro.

Después de mes y medio de concentración, seis partidos y una semifinal europea, futbolistas como Unai Simón, Éric García, Aymeric Laporte, Dani Olmo, Ferrán Torres y Mikel Oyarzabal han dejado claro que han venido para quedarse. El portero del Athletic -por cierto, paró otro penalti contra Italia- pasó de crucificado a santo en apenas cuatro horas de juego, entre Copenhague y San Petersburgo. De equivocarse en aquel gol ante Croacia a erigirse en el héroe y salvador de La Roja con sus paradas. El central de Agen ha hecho una Eurocopa sobresaliente, un auténtico 'kaiser' en la línea defensiva. También ha respondido el veinteañero Éric, al igual que Ferrán, autor de dos goles. Lleva siete en 17 encuentros (41,1%). Asimismo, el extremo de la Real dio un paso adelante y fue titular ante Italia, un duelo en el que solo le faltó acierto y en el que brilló el atacante del Leipzig. «Ha estado descomunal», le elogió su seleccionador. «Es inteligente, con mucha calidad, sabe aguantar el balón y jugar entre líneas». Volvió locos a Bonucci y a Chiellini, indetectable en su radar, solo le faltó acertar ante Donnarumma.

La estructura está montada, el estilo definido y una nueva generación asoma en el horizonte. Dio un aviso en la Eurocopa y ya piensa en la Liga de las Naciones y el Mundial. El futuro es suyo.