Borrar
Eurocopa 2021 | Fabián Ruiz, centrocampista del Nápoles: Un gigante polivalente al servicio de Luis Enrique
Fabián Ruiz | Centrocampista del Nápoles

Un gigante polivalente al servicio de Luis Enrique

El futbolista sevillano creció 30 centímetros en cinco meses y ganó una enorme capacidad para conducir el balón

JUANMA MALLO

Miércoles, 9 de junio 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

De niño era bajito, habilidoso, uno de esos futbolistas que volvían locos a sus adversarios. Sin embargo, su estatura iba a ser un hándicap para que se asentara en el fútbol actual.Se lo advirtió el Betis a su madre cuando tenía 14 años. Sin embargo, ese verano, pegó el estirón. Fabián Ruiz (Los Palacios, 25 años) creció más de 30 centímetros, se acercó al 1,90 que presenta en la actualidad y que le ha convertido en un gigante polivalente al servicio del centro del campo del Nápoles, su equipo en Italia, y 'La Roja' de Luis Enrique, prendado de este paisano de Jesús Navas.

Desde benjamín en las categorías inferiores del Betis, mejor jugador del Europeo Sub'21 de 2019, Fabián puede jugar en cualquier posición del centro del campo, más arriba, más abajo, en un lado o en el otro. Tiene calidad, desborde, cuenta con facilidad para conducir el balón –algo que él siempre dice que ganó con ese crecimiento express– y dispone de un rigor táctico que le sirve para apoyar al equipo tanto en defensa como en ataque. En el grupo verdiblanco derribó la puerta, eso sí, después de irse medio año cedido al Elche para madurar, Quique Setién le concedió la titularidad y el Nápoles entonces de Carlo Ancelotti no dudó en abonar 30 millones para llevarle a Italia.

Perfiles de la selección española

Aunque la atracción del nuevo técnico del Madrid por Fabián –¿se reencontrarán?– surgió de una manera curiosa. El hijo de Ancelotti se enamoró de una sevillana cuando su padre dirigía a la escuadra blanca en su anterior etapa. Acudía de forma habitual al Pizjuán y al Villamarín. Y allí vio a este futbolista que se fijaba en Xavi Hernández e Iniesta, también en Pirlo. Se lo dijo a su padre. Viene una estrella. Y Ancelotti senior le hizo caso.

Ancelotti se 'enamoró' de él por indicación de su hijo que acudía al Villamarín con su novia sevillana

Allí este zurdo que devuelve a España el talento en el centro del campo mejoró el disparo desde fuera del área y continúa con una evolución constante en la que tiene que mucho ver su madre, una mujer que crió a tres hijos –sus hermanos, chico y chica también juegan al fútbol– y que entró a trabajar como limpiadora en la Ciudad Deportiva del Betis poco después de la contratación de este chaval que perdió rapidez y habilidad para ganar físico. Aunque sufrió para adaptarse a su nuevo tiempo.«Me costaba incluso tener estabilidad», ha confesado.

La tiene en el Nápoles, donde ha jugado 33 partidos de la Serie A, ocho de la Europa League... Ha firmado cuatro dianas y ofrecido una asistencia. Lo habitual es que juegue de medio centro, aunque también se ha colocado más adelantado e incluso por la izquierda. No le importa.Siempre rinde.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios