Sevilla, sede de la Eurocopa «en un ambiente festivo»

La nueva organizadora garantiza el 30% de público en La Cartuja, casi 20.000 aficionados, para los tres primeros partidos de España

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

España jugará en junio sus tres primeros partidos de la Eurocopa en el estadio de La Cartuja. Sevilla fue anunciada este viernes por la UEFA como sustituta de Bilbao para convertirse en sede del campeonato, que no se disputará en 12 países, como estaba previsto, sino en 11, al haber sido excluida Irlanda (Dublín), al igual que la capital vizcaína por no poder cumplir con la exigencia del organismo continental de garantizar la presencia de público. Sevilla promete el 30% de ocupación en las gradas de La Cartuja, cerca de 20.000 aficionados, para los encuentros de la fase de grupos de la selección española (contra Suecia, Polonia y Eslovaquia) y uno de los duelos de octavos de final.

«Esta decisión permitirá un ambiente festivo en todos los partidos que se celebren en la competición de selecciones nacionales más importante de la UEFA», se congratuló el máximo organismo que preside Aleksander Ceferin. «Hemos trabajado con diligencia con las federaciones anfitrionas y las autoridades locales para garantizar un entorno seguro y festivo en los partidos», declaró orgulloso el máximo dirigente de la UEFA, después de que se confirmase a Sevilla para ocupar la plaza de Bilbao. La UEFA también mantiene a Múnich, que garantiza un mínimo de 14.500 seguidores en el Olímpico, y ha decidido trasladar a San Petersburgo y Londres los partidos que fueron destinados a Dublín. En el caso de la sede española no ha habido sorpresas tras ser vetada la que fue elegida en principio y la UEFA ha aceptado la propuesta de la Federación (FEF) de que Sevilla y, en concreto a La Cartuja, sea la alternativa a Bilbao (San Mamés), cuyo ayuntamiento tiene previsto reclamar una indemnización por haber perdido la organización de la Eurocopa.

Hasta el momento, sin público en el fútbol profesional en España, en los partidos de Segunda B y Tercera División en Andalucía se permite un máximo de 800 aficionados en los estadios, pero dentro de menos de dos meses se debe garantizar al menos un 25% del aforo en La Cartuja. «Los pronósticos sanitarios son buenos para esa fecha. Si nos llegan las dosis suficientes podríamos llegar al 50% de personas o más vacunadas para el primer partido (el debut de España será el 14 de junio», aventuró el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, mientras su consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, destacó que «La Cartuja es una instalación cinco estrellas que no tenía el contenido que debía tener y que merecía». En el caso de la FEF, el organismo que preside Luis Rubiales considera «un éxito de incalculable valor haber podido salvar la plaza para nuestro país». «La FEF quiere agradecer a Bilbao el trabajo que ha desarrollado por su candidatura a pesar de que, finalmente UEFA haya decidido optar por otra ciudad como sede», añadió el ente federativo.

Múnich, menos del 25%

Escenario de las dos recientes finales de Copa, de la Supercopa y de dos de los últimos partidos de selección, La Cartuja tiene una capacidad para 60.000 espectadores y, a expensas siempre de la pandemia, la Junta de Andalucía no descarta ni siquiera alcanzar la mitad de su aforo durante la Eurocopa (los octavos de final serán el 27 de junio) si la evolución es tan positiva como se pronostica. Con Bilbao y Dublín ya descartadas días antes de la reunión del Comité Ejecutivo de la UEFA celebrada este viernes, la sede que estaba realmente en el aire era Múnich, pero la ciudad alemana continúa al haber ofrecido garantía de público, pese a que no llegaría al 25% de aforo que en principio había sido fijado como requisito indispensable, ya que el Estadio Olímpico puede llegar a acoger a más de 70.000 personas.

San Petersburgo, que ya era sede y también albergará los tres partidos de la fase de grupos inicialmente previstos en Dublín, ha asegurado hasta el 50% de aficionados en su estadio, al igual que la organizada de Azerbaiyán, Bakú, mientras que Budapest no descarta permitir incluso el cien por cien de capacidad, aunque con estrictos requisitos para la entrada de espectadores. La Eurocopa se disputará también en Ámsterdam, Bucarest, Copenhague, Glasgow, Roma y Londres, con el estadio de Wembley, sede de las semifinales y la final, también elegida este viernes para uno de los octavos que fueron concedidos a la ciudad irlandesa.