Infantiles

El Huracán B, muy eficaz de cara al gol

11/02/2019

El Corazón de María no logró las ocasiones que tuvo y acabó siendo superado por un rival que aspira a meterse en la lucha por el título.

ETIQUETAS:

CORAZÓN DE MARÍA B 0

Enrique; Dani, Ignacio, Lucho, José, Varete, Flavia, Jaime, Izan, Baez y Diego. Tam-bién jugaron: Nacho, Juarez, Alberto, Neftali, Santana y Quesada.

Entrendor: Borja Martín.

HURACÁN B 3

Falcón; Junior, Pablo, Diego, Javi, Germán, Yared, Pedro, Álvaro, Jorge y Benítez. Tam-bién jugaron: Ródenas, Betancor, Sánchez y Delgado.

Entrendores: Dorian y Humberto.

Goles: 0-1, min. 31: Álvaro. 0-2, min. 40: Junior. 0-3, min. 68: Pedro.

Árbitro: Juan Jesús Saavedra Rodríguez.

El Huracán B, muy eficaz de cara al gol

Buena actitud la que mostraron Corazón de María y Huracán. Los deseos de sumar una nueva victoria en su casillero hizo que el partido fuese movido, con llegadas a las dos áreas y con intervenciones de mérito tanto de Enrique como de Falcón. A ello se unió también el trabajo defensivo de ambas escuadras, imposibilitando con ello que los atacantes tuviesen huecos por donde hincar el diente.

Las mejores ocasiones que se dieron en el primer periodo se les presentó a los pupilos de Borja. Un balón que picó delante del meta Falcón, que con apuros, evitó que el balón le superase. Ya en el ecuador, Báez, completamente solo, remató al cuerpo del portero huracanero. En sendos saques de esquina llegaron nuevas ocasiones. Por el bando local, Quesada ajustó mucho el balón por fuera, mientras que el remate de Germán se marchó fuera.

Un envío de Sánchez al área local originó conflicto, aprovechándose Álvaro de que el balón quedó sin dueño para abrir el marcador. El gol dio más aplomo al Huracán que en la última jugada logro incrementar su ventaja al rematar Junior de cabeza un saque de esquina.

Tras el descanso, el juego decayó en cuanto a lucidez, pero no en intensidad y en donde los dos equipos buscaron llegar por la vía rápida al campo contrario. Oportunidades apenas se generaron, hasta que una buena combinación visitante la culminó Pedro.