David Silva, en un partido reciente. / efe

David Silva, condenado a pagar mil euros por golpear a una joven

El futbolista canario participó en una pelea durante el Carnaval de Maspalomas el pasado 19 de junio

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El futbolista canario de la Real Sociedad David Silva ha sido condenado a pagar mil euros por golpear a una joven durante una pelea que tuvo lugar este verano durante el Carnaval de Maspalomas.

La sentencia del Juzgado de Instrucción Número 3 de San Bartolomé de Tirajana refleja la condena al futbolista y señala que los hechos tuvieron lugar durante una «trifulca» en la que también participaron el hermano del futbolista, Fernando Antonio Jiménez Silva, y una tercera persona, que golpeó con una piedra a un joven y amenazó a otro con un cuchillo.

Tanto David Silva como los otros dos acusados reconocieron los hechos y el juicio no llegó a celebrarse, resolviéndose con una sentencia de conformidad de las partes que condena al jugador a pagar una multa de 1.080 euros.

Relato de los hechos

Según relata la sentencia, en la madrugada del día 19 de junio de 2022, durante la celebración del Carnaval de Maspalomas en las inmediaciones del Campo Internacional de San Bartolomé de Tirajana, se inició una trifulca entre varias personas, entre ellas David Silva.

Durante el transcurso de la misma, el jugador «agarró fuertemente del brazo» a la joven «para apartarla», provocando, según la sentencia «que cayese al suelo y que sufriese cervicalgia postraumática, contusión en codo izquierdo y laceraciones» en diferentes partes del cuerpo.

«Ven para acá que te rajo»

La sentencia refleja que otro de los acusados golpeó a otro joven « fuertemente en la cara y, una vez éste hubo caído al suelo, continuó golpeándolo en distintas partes del cuerpo en unión de otras personas». Seguidamente, el mismo acusado propinó diversos golpes a otro joven distinto llegando a romperle la cadena que portaba en el cuello.

El tercero de los acusados lanzó una piedra contra otro joven, impactando en la cabeza y causándole heridas que precisaron sutura quirúrgica. Momentos después, se dirigió a otro joven portando un cuchillo y diciendo «ven para acá que te rajo».