Premier League

La policía investiga la agresión de Cristiano a un niño que le grababa

El delantero portugués se disculpa por su «arrebato» tras la derrota del United, pero puede ser sancionado por un posible delito

R. C. Madrid

La policía británica ha abierto una investigación después de que Cristiano Ronaldo diese un manotazo a un niño autista que le grababa con el móvil mientras el delantero portugués del Manchester United se dirigía a los vestuarios, tras la derrota de su equipo ante el Everton (1-0) en partido de la Premier. Cristiano se ha disculpado por su «arrebato» y ha invitado al niño agredido a ver un partido del United en Old Trafford «como una señal de juego limpio y deportividad», pero la policía ya investiga el incidente con la colaboración del Manchester United y el Everton y el futbolista puede ser sancionado por un posible delito.

«Cuando los jugadores abandonaban el campo a las 14:30 horas (el domingo), se informó de que un niño había sido agredido por uno de los jugadores del equipo visitante cuando salían del campo. Se están realizando investigaciones y los oficiales están trabajando actualmente con el Everton para revisar las imágenes y están realizando extensas investigaciones de testigos para establecer si se ha cometido un delito», desveló un portavoz de la policía de Merseyside respecto a un caso que también será analizado por la Federación Inglesa de Fútbol.

Cristiano Ronaldo fue incapaz de controlarse cuando se dirigía a la bocana de vestuarios desquiciado tras la derrota del United en Goodison Park que aleja a los diablos rojos de la Champions. Durante su recorrido, mientras enseñaba a un compañero su pierna izquierda llena de heridas por los golpes recibidos durante el encuentro, se dio cuenta de que un aficionado del Everton le grababa con su móvil y reaccionó con un violento manotazo que tiró el teléfono al suelo.

El joven seguidor que grababa a Cristiano es un niño de 14 años que sufre autismo y dispraxia (trastorno motriz que provoca que los niños se muevan con lentitud y dificultad) y que acudía por primera vez a Goodison Park a ver un encuentro de fútbol, según desveló su madre, Sarah Kelly, a 'Liverpool ECHO'.

El niño, «conmocionado»

«Grabó a todos los jugadores del United caminando y luego bajó el teléfono porque Ronaldo se había bajado la media y le sangraba la pierna. Ni siquiera habló. Ronaldo simplemente pasó y, de muy mal humor, golpeó la mano de mi hijo, haciendo caer su teléfono, y siguió caminando. Jake empezó a llorar. Estaba totalmente conmocionado. No digirió lo que estaba sucediendo hasta que llegó a casa», afirmó la madre del niño, que califica a Cristiano de «matón». La madre publicó en Facebook una imagen de la mano de su hijo enrojecida por el golpe recibido y otra del móvil con la pantalla rota. Según ella, su hijo estaría tan disgustado que «ya no quiero volver a ver un partido».

«Nunca es fácil lidiar con las emociones en momentos difíciles como los que estamos viviendo. Sin embargo, siempre tenemos que ser respetuosos, pacientes y dar el ejemplo a todos los jóvenes que aman el fútbol», apuntó por su parte el exfutbolista del Real Madrid en Instagram.