Cabeza alta, igual a jugador de clase

10/02/2020

En Gran Canaria abundan muchos chicos de esta especie de talentos para leer el juego.

ETIQUETAS:

CALIDAD. «Antes de recibir la pelota, ya estaba mirando hacia donde debía mover el juego. Era un futbolista de clase». Esta definición y otras parecidas se pueden leer en las crónicas de los periódicos de todas las décadas de los siglos 20 y 21 para referirse a los peloteros, esos jugadores que se cotizan al alza.

TALENTO. En Gran Canaria, por suerte, abundan muchos chicos de esta especie de talentos para leer el juego. En las filas del Unión Viera alevín, nuestro compañero Antonio Martel captó estas dos imágenes de un jovencito que practica ese hábito de llevar la cabeza levantada para tratar de darle vivacidad a la pelota en cada acción.

TRABAJO. No están en extinción, ni mucho menos. Pero también deben saber esos jóvenes deportistas que, sin trabajo, si no hay esfuerzo diario, bien complementado con la aplicación en los estudios, el talento no alcanza.