El Barça se prepara para cerrar una temporada para olvidar