Fútbol /UD Las Palmas

Almirón depende de la UEFA

06/12/2017

Un cambio en la normativa internacional, que colisiona con el artículo 161 de la RFEF, pone en jaque la operación

/Las Palmas de Gran Canaria

El fichaje de Jorge Almirón por la UD Las Palmas, que parecía cerrado tras el acuerdo alcanzado por las partes, depende ahora de la pertinente autorización de la UEFA. La norma internacional, que ahora pide cinco años de experiencia para ejercer en Europa, choca con la legislación de la Federación Española, que exige tres. El club ha elevado consultas y aguarda acontecimientos.

La incorporación del técnico argentino, que alzó tres títulos con el Lanús y añadió un subcampeonato de la Copa Libertadores, está ahora en el aire. Solventado lo más complicado, que era seducirle con una buena oferta económica y deportiva que se impusiera a otras propuestas de jerarquía, ahora ha surgido un inconveniente que pone en jaque la operación. Un cambio en la normativa internacional de la UEFA, que no fue notificado previamente a los clubes, y que exige cinco años de experiencia profesional en la máxima categoría a los técnicos que hayan obtenido el carné fuera de sus federaciones asociadas, compromete el aterrizaje de Almirón, que no suma ese tiempo en los banquillos tras ejercer en México (Dorados de Sinaola, Veracruz, Correcaminos UAT) y Argentina (Defensa y Justicia, Godoy Cruz, Independiente y Lanús).

Con todo, en la UD se amparan en la legislación de la Real Federación Española de Fútbol, que baja ese número de años de ejercicio en el gremio a tres, tal y como reza su artículo 161 y que reza: «Los entrenadores que hayan obtenido su titulación en el extranjero, a excepción de las asociaciones nacionales con convenios de Licencias UEFA, podrán actuar en clubs adscritos a competiciones de ámbito estatal y de carácter profesional, siempre que estén en posesión de título equivalente al nacional y hayan ejercido, como titulares, en equipos de la máxima categoría de asociaciones nacionales afiliadas a la FIFA, por tiempo no inferior a tres temporadas». De hecho, el comité técnico de entrenadores avala el aterrizaje de Almirón siempre y cuando acredite su hoja de servicios que, efectivamente, cumpliría con este requisito.

La colisión entre lo que pide la Federación Española y lo que estipula la UEFA ha provocado este conflicto que ahora está en manos de lo que falle el organismo internacional, que es el que, al final, prevalece. Sampaoli, que la campaña pasada fichó por el Sevilla sin haber cubierto el plazo mínimo requerido, sienta un precedente favorable. Entonces, Sampaoli obtuvo el beneplácito para dirigir en el fútbol europeo tras las gestiones emprendidas por el Sevilla que ahora calca la UD. Consulta a la federación para que ésta la eleve a la UEFA, que ha de responder al respecto. Mientras tanto, toca esperar. Hay optimismo. Y prudencia.