Marta Carro, Luis Rubiales, Jose Manuel Franco, Lola Romero y Sheila Elorza posan tras la firma de los estatutos. / Ep

Liga Iberdrola

El fútbol femenino da el paso decisivo hacia la liga profesional

El CSD aprueba los estatutos para la nueva competición y abre una etapa a la espera del convenio de coordinación que regule el torneo

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Se abre una nueva etapa para el fútbol femenino en España. La ansiada liga profesional ya es una realidad después de que la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) aprobase ayer los estatutos para la puesta en marcha de la primera competición profesional del deporte femenino español. El torneo cuenta ya con un requisito imprescindible a la espera de dar forma definitiva al convenio de coordinación entre la Federación Española de Fútbol (FEF), hasta ahora rectora de la competición, y el organismo de nueva creación que a partir de la próxima temporada la gestionará.

«Es un día importante no solo para el fútbol femenino sino para el conjunto del deporte en España. La Comisión Directiva del CSD aprobó por unanimidad los estatutos de la nueva liga profesional de fútbol femenino. Estamos en disposición de decir que vamos a hacer historia, con un hito verdaderamente relevante: la primera liga femenina profesional que cristaliza un verdadero proyecto de país», se congratuló José Manuel Franco, secretario de Estado para el Deporte, en el acto oficial tras la reunión de la que también formaron parte Luis Rubiales, presidente de la FEF, dirigentes de los sindicatos AFE, Futbolistas On y FutPro, además de una veintena de jugadores de la Liga Iberdrola.

«Es por fin una realidad. España salda una deuda con sus mujeres deportistas, a las que debíamos este reconocimiento después de tres trimestres de negociación y diálogo, porque todas las partes tienen que ceder. Un consenso que lejos de ser caprichoso, manifiesta una clara intención colectiva. Igualdad de oportunidades en el deporte y el fútbol como la locomotora que impulse otros deportes. Que el deporte femenino siga creciendo porque ellas se lo merecen después de la injusta desigualdad histórica que arrastramos y que haremos todo lo posible para que deje de existir», añadió Franco, satisfecho por llevar a buen puerto uno de los que han sido los pilares de su gestión desde su llegada al cargo hace un año, «un empeño firme y decisivo no solo del CSD sino también del Gobierno de España».

«Hoy es un día feliz», resumió por su parte Rubiales, que a la espera de perfilar el convenio de coordinación entre la Federación y el organismo rector de la nueva liga que todavía está por crear recordó «las inversiones y la apuesta de la Federación y de José Manuel Franco por dar el paso que hoy se cierra». «El mérito de esto lo tienes tú», le dijo a Franco, al que agradeció su «mensaje de educación y de igualdad a la sociedad». «Gracias y vamos adelante», concluyó el mandatario federativo.

«Un día histórico»

La puesta en marcha de la liga profesional de fútbol femenino permitirá además desbloquear las ayudas económicas comprometidas, por un montante de alrededor de 30 millones de euros, procedentes en gran parte de fondos europeos y que permitirán el desarrollo de las estructuras de los diferentes clubes así como la construcción de nuevas instalaciones o la mejora de las ya existentes.

También las jugadoras, las grandes protagonistas, tuvieron palabras de agradecimiento por una decisión que impulsa definitivamente la liga profesional, una promesa que han tenido que esperar durante nueve largos meses desde que se aprobó la creación de la nueva competición el pasado mes de junio de 2021. «Gracias a todas las que luchan y han luchado por esto, la Liga que el deporte y el fútbol femenino se merecen. Que esto no sea un patrón sino que se den muchos más pasos adelante», señaló Marta Carro, capitana del Valencia.

Y es que para que los estatutos de la nueva competición sean una realidad han sido necesarias muchas negociaciones y el acercamiento entre Real Madrid, Barcelona y Athletic, que tenían su propia propuesta, y los clubes aún integrados dentro de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF). «Es un día histórico, muchos años en busca de esto y al final lo hemos logrado», se felicitó Sheila Elorza, capitana del Eibar y que puso voz al sentimiento generalizado entre las jugadoras de la máxima categoría del fútbol femenino en España.