El entrenador del Gran Canaria, Porfi Fisac, atendió ayer a los medios de comunicación en el Arena. / CBGC

Fisac: «Estamos en el mes más decisivo y solo vale ser valiente»

El preparador del Granca cree que «es el momento de dar un paso adelante» de cara a la visita mañana del Burgos y en plena carrera por la Copa del Rey

Óliver Suárez Armas
ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

Tambores de guerra ante las adversidades. El Club Baloncesto Gran Canaria llegó al parón FIBA con buenas sensaciones y mejores resultados, no notando la derrota en el derbi frente al Lenovo Tenerife y con el optimismo de recuperar a Andrew Albicy y Nicolás Brussino para afrontar con las mejores garantías las últimas seis jornadas para la conclusión de la primera vuelta de la fase regular de la ACB. Y, de ese modo, instalado en la zona de privilegio acelerar para sellar un billete para la Copa del Rey.

El club claretiano tenía previsto que, conociendo la situación del director de juego francés con una rotura fibrilar en el bíceps femoral de grado dos, únicamente Miquel Salvó y Artem Pustovyi se desplazaran con España y Ucrania, respectivamente, pero la sorpresa fue mayúscula cuando Albicy también hizo el viaje para ser analizado y, posteriormente, disputar unos minutos fatídicos para recaer y alargar su recuperación más tiempo en un instante capital del curso.

Una decisión catastrófica para los interés de un Granca que iba lanzado con el base de Sévres a los mandos. Así lo resaltó ayer el entrenador amarillo, Porfi Fisac, ante los medios de comunicación.

«En esta ocasión, ha habido una falta de seriedad, mi disgusto es muy grande. Vamos a perder a Andrew un mínimo de dos meses, cuando ya estaba lesionado y lo habíamos avisado. En esta parte de la temporada, nos jugamos los objetivos, es el momento más importante del año. El disgusto es muy grande porque perdemos a nuestro base titular, un jugador muy importante para nosotros con difícil recambio. Es un jugador capaz de cambiar partidos desde la defensa, y no me entra en la cabeza aún esta negligencia. Pero tenemos que aceptarlo», analizó.

El preparador segoviano ahondó en que «estamos dolidos, tendremos que subir a algún jugador del LEB Plata. Volverá Javi -López- a intentar tener esos minutos, a ver si da un paso adelante. Recuperamos a Brussino, y con estas semanas, entendemos que puede estar a un nivel cercano al 100%. Pero repito: estamos en el mes más decisivo, con una baja clave, y ahora solo vale ser valiente, más allá de mirar al mercado, que también lo estamos haciendo, pero no te va a solucionar».

Fisac mantiene la confianza en los exteriores Adrián del Cerro y Gerardo Pérez de cara a completar la convocatoria de la cita vital ante el Hereda San Pablo Burgos de Salva Maldonado y Xavi Rabaseda, que tendrá lugar mañana, a partir de las 12.00 horas, en el Gran Canaria Arena.

«Estamos centrados en Adrián y Gerardo. Estos lo han hecho bien, y soy fiel a estas situaciones y es en lo que creo», manifestó, al tiempo que agregó que «es el momento de dar un paso adelante porque tenemos el mes más importante del año, y hay que pelearlo».

La alegría de Maldonado

Sobre la llegada de Maldonado al Burgos, señaló que «le habrá dado tiempo de trabajar algunas cosas, pero tendrá cosas nuevas en su bagaje táctico. No es fácil el trabajo que tiene ahora. Imagínate los que nos enfrentamos a él. Jugará con esa alegría que siempre muestra. Lo importante es que estemos unidos en ser un equipo colectivo».

«Es un equipo que nos ganó en pretemporada, que tiene muy buenos jugadores. Han incorporado a Gamble. En el puesto de base-escolta tienen a hombres como Benite o Renfroe, de muy buen nivel. Es un equipo que está destinado a luchar por otras cosas, pero han tenido lesiones fundamentales, sobre todo en el puesto de base, y en el puesto de cinco. La llegada tarde de Renfroe les costó algún partido, pero ya están cogiendo la dinámica. Es un partido complicado. La entrada de Salva Maldonado les dará alegría para jugar, y experiencia que aportará tranquilidad», dijo.

Fisac resaltó que «he tenido en mi carrera todo tipo de jugadores, pero jugadores que sean capaces de cambiar el partido desde la defensa exterior, muy pocos. Andrew estaba superando todas las expectativas, está muy a gusto, se siente muy valorado... Y es una baja muy importante. No valen las excusas».