Baloncesto: Herbalife Gran Canaria

12/10/2017

Estreno europeo completo. El Herbalife Gran Canaria arrancó ayer la Eurocopa con un triunfo ante el Zenit de San Petesburgo que le vale también para comenzar liderando su grupo gracias a sus 97 puntos anotados, el día que Kyle Kuric regresaba a la isla para llevarse una ovación merecida de la que fuera su afición.

/ Las Palmas de Gran Canaria

El inicio fue muy anotador. Cada canasta rusa era correspondida por una claretiana, y así, los dígitos se fueron sumando a ritmo frenético sin romperse la igualdad (12-12, a 5.50 para sellar el primer parcial).

El Zenit mostró su galones desde el salto inicial. Con Gordon mandando debajo de los tableros y el resto de compañeros acertados desde lejos, la escuadra visitante pegó el primer estirón (12-18), mientras Luis Casimiro administraba su rotación para mantener las piernas frescas (15-18, tras un 2+1 de Paulí).

El intercambio de golpes fue la tónica. El Zenit anotaba de lejos y también de cerca. El Granca, aunque le costaba un poco más, tampoco se quedaba corto. Pero la ventaja, tras los primeros diez minutos, era para un grupo rusos notable en puntería (24-30).

Con el primer triple de Eriksson y un canastón de Paulí, el Herbalife igualó los dígitos (31-32) en un duelo que se mantenía brillante en labores ofensivas. El Zenit insistió en romper el partido a base de meter una marcha más atrás y escudado en un acierto de tiro brillante, pero se topó con la mejor versión de Paulí, máximo anotador de los suyos con 9 puntos por entonces (35-39).

La igualdad y el ritmo diabólico ofensivo se mantuvieron con el paso de los minutos. Ambos banquillos rotaban una y otra vez sin que el acierto bajara el listón, pero era la escuadra rusa la que más empeño ponía en intentar despegarse (43-49, a 1.49 para alcanzar el descanso).

Con poco desgaste defensivo y ventaja mínima (51-52) se consumieron los primeros veinte minutos. Herbalife y Zenit mostraban sus candidaturas a liderar el grupo desde la primera cita del curso con las muñecas muy afinadas y rotaciones de lujo. Partido abierto.

La fiesta anotadora siguió a lo suyo tras la parada. Y también la igualdad (60-60). Y las rotaciones, reservando gasolina para un tramo final condenado ya por entonces a decidirse por poca diferencia (62-67, a 3.58 para sellar el parcial).

Con Kuric desatado desde más allá de la línea de tres puntos (con cuatro triples anotados de cinco intentos y 18 puntos por entonces), el tercer cuarto se consumió con una pequeña ventaja local, pero ni mucho menos decisiva (77-74). Las defensas, ahora sí, empezaban a notarse más.

Arrancó el Granca con un parcial 4-0. Y el impulso le valió para tomar el mando y hacerlo de forma decidida. Apretó para lograrlo los dientes atrás como en sus mejores citas, y con eso le valió para mojar la pólvora de un Zenit, sin embargo, ni mucho menos entregado (87-78, a 5.40 para el final).

Con más y mejor sacrificio defensivo el Herbalife desató su mejor versión y alargó su ventaja (91-78). Ante la nueva situación, al Zenit se le hizo cada vez más pequeño el aro, y el partido se le puso muy de cara para los claretianos en los últimos tres minutos (91-78).

Tiró de todo su arsenal entonces el Zenit en busca de la remontada. Sobre todo tiró de lejos (91-84, tras un triple del base argentino y exjugador ACB Laprovittola). Pero ya le fue imposible tumbar a un Gran Canaria muy sereno y centrado que también suma la primera victoria en Europa (87-97). La ovación, eso sí, se la lleva Kyle Kuric. Bastante merecida por sus servicios prestados en el pasado.

Ficha técnica:

97 - Herbalife Gran Canaria (24+27+26+20): Mekel (10), Seeley (0), McKissic (7), Báez (12) y Pasecniks (8) -cinco inicial-, Oliver (9), Eriksson (9), Balvin (10), Paulí (15), Rabaseda (3), Aguilar (12) y Fischer (2).

87 - Zenit San Petersburgo (30+22+22+13): Reynolds (6), Harper (12), Karasev (18), Simonovic (6) y Drew (11) -cinco inicial-, Lazarev (8), Laprovittola (8), Kuric (18) y Valiev (0).

Árbitros: Sreten Radovic (Croacia), Aare Halliko (Estonia) y Milan Nedovic (Eslovenia). Sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Partido de la primera jornada de la Eurocup disputado en el Gran Canaria Arena ante 4.937 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por Miguel Vera, jugador canterano del Herbalife Gran Canaria fallecido recientemente víctima de una grave enfermedad.