Los amarillos han sufrido un bajón notable en la reta final del año. / ACB PHOTO / J. DE LEÓN

La cuesta de enero más empinada para un Granca en horas bajas

Los isleños, que arrastran cinco derrotas seguidas, obligados a reaccionar cuanto antes para no seguir bajando escalones

Ó. H. ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

Con cinco derrotas seguidas (Lenovo, Burgos, Manresa, Bilbao y Murcia) encarará el CB Gran Canaria una cuesta de enero más empinada que de costumbre debido a su irregularidad.

Aunque muy remotas, el conjunto grancanario aún tiene posibilidades para hacerse un hueco en la Copa del Rey. Los amarillos no solo están obligados a ganar los dos partidos que le restan para el corte (Valencia Basket a domicilio y Obradoiro en la isla), sino que dependerá de otros resultados para que se de la posibilidad.

Llegados a ese punto, los de Porfi Fisac comenzará la segunda vuelta en busca de plaza para el Playoff, con tiempo suficiente para enderezar el rumbo perdido. Con el BAXI Manresa de Pedro Martínez, que ya ganó en el Arena (80-82), arrancará la segunda parte del curso en la Liga Endesa, donde también se medirá al MoraBanc en la isla y visitará al Joventut en Barcelona, con el que cerrará el mes. En medio, tres encuentros más de EuroCup (Venecia, Cedevita Olimpija Ljubljana y Promitheas Patras), competición donde sí está dando la talla y tiene muy encarrilada su pase a la siguiente fase.