María Gomes, festejando un gol. / ROCASA

BALONMANO

Cuenta atrás para el desafío europeo que espera al Rocasa

CANARIAS7 Telde

El Rocasa peleará este domingo (12:00 horas) en el Antonio Moreno por un billete para los cuartos de final de la EHF European Cup ante el Izmir BSB SK con la plantilla mermada a causa del COVID-19. En ese sentido, las chicas de Robert Cuesta no van a rendirse y pelearán por hacer bueno el empate de la ida ganando un partido que les mantendría con el sueño de Europa intacto.

La pandemia ha afectado de lleno a la plantilla amarilla justo en un momento tan importante como este y, ante la imposibilidad de aplazar el encuentro, saldrán a por todas con el objetivo de sumar una victoria que iría directamente a los libros de historia de la entidad teldense. Sin duda, será un reto dificilísimo, pero el Rocasa está dispuesto a sobrevivir como sea.

La realidad es que el partido de ida estuvo muy igualado. Ambos equipos lucharon con fuerza por llevarse la victoria, pero ninguno fue capaz de imponerse. Salvo en los minutos iniciales, donde el Izmir sí que dominó con algo más de holgura, ambas escuadras estuvieron muy cerca, por lo que el empate final definió un encuentro que fue de poder a poder (28-28). Con ese resultado, a ambos les vale ganar por 1 gol.

«Esto nos tiene que servir como una motivación extra. Es el partido más importante de la temporada y estamos a 60 minutos de clasificarnos para unos cuartos de final de una competición europea. El equipo tiene que dejarse la piel en la pista y no tengo ninguna duda de que así será. Todas las jugadoras que estén disponibles y convocadas van a dejárselo todo en la pista ante el Izmir», ha recalcado, con ilusión evidente, Cuesta.