El exterior norteamericano Slaughter lanza a canasta en el compromiso ante el Manresa. / ACB PHOTO / M. HENRÍQUEZ

Corazón y carácter para asaltar Miribilla y soñar con la Copa

El Gran Canaria no puede fallar en su visita al Surne Bilbao Basket para no descolgarse en la lucha por estar en el certamen copero. El plantel de Fisac acumula tres derrotas consecutivas en la ACB

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

Ganar o ganar. Un nuevo tropiezo en la competición doméstica desembocaría en consecuencias dramáticas para el Club Baloncesto Gran Canaria en la recta final de la primera vuelta de la fase regular de la Liga Endesa. Restan cuatro fechas para definir los combinados que participarán en la Copa del Rey y el combinado entrenado por Porfi Fisac no puede fallar ante el Surne Bilbao Basket hoy, a partir de las 11.30 horas (Movistar Deportes, dial 53), en el Bilbao Arena, el exigente Miribilla que pondrá a prueba la reacción claretiana tras imponerse al Buducnost VOLI Podgorica montenegrino el pasado miércoles en la séptima fecha del torneo continental.

La victoria en la EuroCup supuso romper una dinámica negativas de cuatro tropiezos seguidos, de los cuales tres son en una ACB en la que ha mordido el polvo de forma consecutiva contra el Lenovo Tenerife, el Hereda San pablo Burgos y el Baxi Manresa, pasando de la cuarta plaza y con la Copa del Rey a un paso a descender a una novena posición que complica el primer objetivo del curso. Por eso, el hecho de caer ante el cuadro de Álex Mumbrú, quien pierde al escolta Khyri Thomas por lesión, pero recupera a Andrew Goudelock, dejaría contra las cuerdas a un Granca que tendría que medirse al UCAM Murcia, al Valencia Basket y al Monbus Obradoiro. Orgullo, equilibrio, corazón y carácter como receta para conquistar Miribilla y multiplicar las opciones de estar en una cita del KO en las que los claretianos no compiten desde 2018. Casi nada.

Para una batalla trascendental en tierras vascas, donde el Surne ha conquistado sus cuatro triunfos en el presente ejercicio, Fisac, quien mantiene las bajas de Albicy y Pustovyi, dispondrá del nuevo director de juego Sergi García. El balear formó parte de una expedición en la que no estaban los canteranos Adrián del Cerro y Gerardo Pérez.

«El Bilbao lo demostró otra vez -se impuso al Breogán el jueves-, que siempre trabaja a buen nivel defensivo. Con buena participación con bases que empujan. Ahora juegan mucho con dos generadores, con situaciones de poste bajo. Es un equipo que siempre trabaja bien el rebote y tendremos que luchar, porque será clave en el partido», afirmó Fisac. Asimismo, dijo que «la lucha por entrar en Copa está difícil, y para nosotros la oportunidad es esta o esta, no hay más».