Jonathan Viera, que ayer regresó a Gran Canaria con su familia para seguir tratándose en la isla, en un encuentro con el Beijing Guoan. / JV TWITTER

Compás de espera con Viera: todo pasa por la carta de libertad desde el Beijing

El mediapunta de La Feria no va a presionar a su club pese a los deseos de incorporarse ya a la UD y evitar tener que esperar a 2022

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Con Jonathan Viera ya en Gran Canaria, paralizado el campeonato chino hasta el invierno, las esperanzas de la UD y del jugador por unir sus caminos en este mercado estival, sin tener que esperar a 2022, pasan por las gestiones que se puedan culminar en relación a la obtención de su carta de libertad. Viera no va a forzar su salida del Beijing Guoan y lo que desea es lograr un acuerdo amistoso con los dirigentes de su actual club para desvincularse sin fractura alguna, agradecido como está al trato que le han dado desde que le incorporaron en febrero de 2018. De hecho, si percibe algún punto de fricción no tendría problema en regresar al Beijing hasta diciembre, mes que marca la conclusión de su contrato. Y aunque hay optimismo, la prudencia va a presidir todos los movimientos porque la posición de fuerza la sigue teniendo el propietario de sus derechos federativos.

De todas estas circunstancias está informada la UD, que aguarda novedades con la esperanza de que todo pueda arreglarse antes del 31 de agosto, día en el que expira el plazo para altas y bajas en esta venta de comienzo de campaña. La entidad ya tenía en previsión la llegada de Viera para el ecuador del calendario pero, económicamente, no tendría problema alguno en asumir su coste durante el curso completo, que es lo que ahora se persigue. De hecho, tiene dorsal reservado y, como ya es público, sus cifras en Las Palmas se ajustarían a las posibilidades financieras que hay en Pío XII, por mucho que vaya a ser el jugador mejor pagado de la plantilla.

Se pondera, además, el impacto que tendría en la campaña de abonados un anuncio oficial de que se adelanta el fichaje del atacante de La Feria. Idolatrado por la afición, su presencia en el proyecto asegura un avance significativo en renovaciones y captación de nuevos afiliados, según las previsiones que se manejan al respecto. La UD ronda en estos momentos los 10.000 socios, un número con margen de mejora y que con una incorporación de este calado quedaría rápidamente atrás.

Tiene dorsal reservado, como ya es público, y sus cifras se ajustarían a las posibilidades financieras que hay en Pío XII

Se abre, por tanto, un compás de espera en estos días para ver cómo transcurre todo. El contacto entre Viera y Miguel Ángel Ramírez es permanente, de hecho, anoche tenían previsto cenar juntos, y el agente del internacional, Iván Cristovinho, también está realizando gestiones en la misma dirección de precipitar el regreso a casa de Jonathan. Los puntos de vista y deseos son coincidentes, pues el propio Ramírez comprende que no todo depende de la voluntad del futbolista y se muestra respetuoso con las consignas que le puedan dar desde el Beijing Guoan. Queda en manos de Viera y su agente las maniobras que se puedan realizar para certificar esa salida que pretenden sin precipitaciones ni presiones de ningún tipo.