Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de julio
Muere Txomin Perurena, el todoterreno que ganó 158 carreras y la montaña del Tour

Muere Txomin Perurena, el todoterreno que ganó 158 carreras y la montaña del Tour

Leyenda del ciclismo, venció también en 12 etapas de la Vuelta a España y 11 en la ronda al País Vasco

Igor Barcia

Jueves, 8 de junio 2023, 11:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Le llamaban el 'león de Astigarraga', aunque él siempre ha presumido de ser de Oiartzun. Y pese al desconocimiento en torno a su figura, acumuló hasta 158 victorias como profesional, por delante de las 133 de Alejandro Valverde. Eso sí, hay una que le marcó para siempre. «Hay mucha gente que me para y me recuerda que gané la montaña del Tour. Y yo les digo, 'bueno, y alguna cosita más'», siempre con la sonrisa y la amabilidad que han caracterizado a uno de los grandes todoterrenos de la historia del ciclismo español y que esta mañana ha fallecido a los 79 años.

Desde muy joven se relacionó con el mundo de la bici. Con 14 años ya estaba en el taller y los fines de semana se iba con sus amigos a andar en bicicleta, aunque le faltaba una de carreras para empezar a competir. Con el equipo JOCC de Hernani logró su primer triunfo en Alsasua en categorías inferiores, y en 1962, Txomin Perurena fichó por el Caobania Touring donde estaba Matxain, fundamental en su carrera deportiva. Con el Olarra ganó el campeonato de España por regiones, después la Vuelta al Bidasoa de 1964 y una etapa del Tour del Porvenir en 1965, donde participó con la selección española. En 1966, con Matxain como director, entró a formar parte del Fagor y a crecer como ciclista. Después dio el salto al KAS, donde formó una gran pareja y una gran amistad con José Antonio González Linares.

Ante Agustín Tamames

Dejó el ciclismo tras la campaña de 1979 y a pesar de su enorme palmarés, siempre lamentó no haber ganado una etapa en el Tour de Francia y una Vuelta a España. Aquella que se le escapó en la última etapa de 1975 por 14 segundos ante Agustín Tamames todavía le genera pesadillas al recordarla. Perurena llegó líder a la última etapa, una crono de 31 kilómetros con salida y llegada en San Sebastián. En el Velódromo de Anoeta se le esperaba para recibirle con todos los honores, pero el ciclista del KAS llegó hundido y vio como el salmantino se llevaba el éxito.

En sus cinco participaciones tiene dos grandes momentos. El primero es una imagen, la del equipo Fagor empujando a un Luis Ocaña herido en el ascenso al Ballon de Alsacie. Era la sexta etapa de 1969 y el manchego había caído al inicio de la jornada. Dispuesto a no ceder tiempo se montó en la bicicleta, pero entre sus heridas y que no se alimentó, sufrió un desfallecimiento tal que tuvo que ser remolcado por sus compañeros. «No podía dar una pedalada más y llegó a meta con las manos agarrotadas de sujetar el manillar y medio inconsciente», recuerda Perurena.

El otro momento le colocó en la historia del ciclismo español, al ganar el gran premio de la montaña de 1974 sin ser un escalador puro. En un 'Conexión vintage' de Teledeporte, Perurena explicaba que «en aquel año, la firma Campagnolo sacó la edición titanio. Y me dijeron que para tener acceso a ella, debía pelear por el reinado de la montaña del Tour. Y así empecé a pelear por todos los puertos, a acumular ventaja y pude lograrlo». Un éxito que como añadía, «obligó al Tour a cambiar el reglamento de puntuación, restando puntos a los puertos de menor entidad, pasando puertos de segunda a ser primera, surgieron los puertos 'fuera de categoría' que eran los más importantes... Todo para favorecer que ganara un escalador».

Tras dejar el ciclismo como corredor profesional, Perurena regresó a la Grande Boucle como director del Seat Orbea, donde ganó dos etapas. La primera en 1985 en Luz Ardiden con Pedro Delgado, después de un ataque encadenado con Del Ramo, Cabestany y finalmente el segoviano. En 1986 llegó el triunfo de Ruiz Cabestany en Evreux, en una agónica llegada por delante de Vanderaerden. Después, Txomin Perurena fue el primer director de la Fundación Euskadi, pero fue relevado por Julián Gorospe cuando llegó Euskaltel y no tuvo la oportunidad de dirigir al equipo de la marea naranja en las carreteras francesas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios