El georgiano Beqa Burjanadze posa con la camiseta del Real Betis en su retorno a Sevilla. / ACB PHOTO / F. RUSO

«Volver es especial porque me quedo con el cariño que recibí de la afición»

El jugador del Coosur Real Betis y ex del Club Baloncesto Gran Canaria Beqa Burjanadze retornará este domingo a la isla tras su salida de la entidad claretiana por «motivos personales» a mitad del pasado curso

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

El interior georgiano Beqa Burjanadze, de 27 años, recupera la sonrisa en el Coosur Real Betis después de alcanzar un acuerdo con el Club Baloncesto Gran Canaria para rescindir el contrato el pasado mes de febrero. «El jugador así lo ha pedido al club debido a motivos personales», recogió el comunicado del club claretiano. El jugador de Tbilisi habla de su momento actual en Sevilla y de su paso por el Granca.

-El Coosur Real Betis presenta un balance de una victoria contra el MoraBanc Andorra y cuatro derrotas consecutivas frente al UCAM Murcia, Baxi Manresa, Río Breogán y Barça en el arranque de la fase regular de la Liga Endesa. ¿Qué valoración hace de este inicio?

-En general, la valoración es lo que es. Nos gustaría a todos estar en una situación mejor. Hemos podido sacar el primer partido contra un rival bastante duro, pero después llegaron unas derrotas, sin competir y con una diferencia de muchos puntos, que eso nos perjudicó a nivel anímico o no sé lo que ha sido. Sin embargo, estoy contento del nivel de competencia que hemos sabido subir en el último partido contra el Barça. Bueno, hemos acabado perdiendo, pero las sensaciones son totalmente diferentes y estamos mucho mejor.

-Su entrenador Joan Plaza habló de que no podían permitirse «tres partidos de mierda» como llevaban antes de recibir al Barça. Ese día alabó que compitieron mejor. Ese es el camino para un equipo prácticamente nuevo, ¿no?

-Claro, cuando de una temporada a otra se cambia la plantilla tanto como se ha cambiado en nuestro caso es difícil y a lo mejor lleva un tiempo para que todas las piezas se encajen al cien por cien. Estamos en un camino muy correcto y muy bueno, estamos teniendo en las últimas dos semanas de los entrenos muy buenas y de muy alto nivel. Ahora nos toca a nosotros un rival duro como es el Gran Canaria y esperemos seguir compitiendo, e incluso mejorando, y claro que llevarnos la victoria.

-Usted promedia 8.6 puntos, 4.4 rebotes y 9.8 de valoración en los 16 minutos que disputa de media por partido. ¿Cómo se está encontrando en su regreso a Sevilla con el exdirector deportivo claretiano Berdi Pérez -ya lo fichó para el Gran Canaria en 2019- en los despachos y Plaza en el banquillo?

-De momento, todo ha sido muy bueno, me han recibido con los brazos abiertos. Todo ha sido muy cariñoso y yo les considero como una familia. Cuando recibí la llamada de Berdi y de Joan Plaza no me lo pensé mucho, no dudé porque sé con los tipos de personas que iba a tratar. Mi decisión no ha sido difícil. Estoy contento de estar aquí otra vez en mi segunda casa. De momento, todo va bien.

-Se refirió antes a un partido «duro» ante el Club Baloncesto Gran Canaria. Su rival este domingo, a partir de las 12.00 horas en el Arena, cuenta con un balance de tres victorias y dos derrotas. ¿Cómo está viendo a su antiguo equipo? ¿Qué opinión le merece?

-Sí, por la clasificación creo que están bien, han empezado bien, es un rival siempre muy competitivo y muy duro para jugar ante ellos, especialmente allí en el Gran Canaria Arena. Pero no significa que sea algo imposible, creo que deberíamos mirar por nuestra cuenta a nosotros mismos qué es lo que podemos hacer mejor para llevarnos la victoria.

-¿Es un partido especial para usted tras sus últimas casi dos campañas en Gran Canaria o lo considera un compromiso más de la fase regular de la Liga?

-Es un partido especial porque he jugado casi dos años allí. Recibí mucho cariño y mucha atención de los aficionados, y claro que es especial por verles otra vez ahí. Pero bueno, estoy concentrado para no tratarles como uno de los míos en este caso y esta vez intentar hacer todo lo posible para que ganemos. Sin duda, es especial porque estuve un año y medio casi, no sé cuánto fue al final, pero me quedo con el cariño que recibí de los aficionados.

-Se habló de su salida por motivos personales, también por problemas físicos... ¿Qué recuerda de su salida de la entidad grancanaria el pasado mes de febrero en mitad del ejercicio?

-Mi salida fue lo que fue. Creo que todo el mundo lo sabe. El club aclaró las cosas bastante bien de forma oficial. Creo que se explicó bastante bien y bastante claro mi causa de la salida. Nunca ningún jugador sueña o piensa en una salida cuando ficha por un club, pero existen casos así. No me arrepiento para nada de mi decisión, de nada porque todo pasa por alguna razón y estoy en un sitio muy bueno para mí ahora mismo. Ha sido lo que ha sido y no pasa nada, la vida sigue.

-¿Guarda algún tipo de rencor a su extécnico Porfi Fisac por alguna situación que se produjera o por la citada salida?

-Es muy difícil que yo guarde rencor a alguna persona o con alguna cosa, es muy difícil. Una cosa que pasó, está en el pasado y la vida sigue. Estoy encantadísimo de donde estoy, estoy encantado de la vida, gracias a Dios que estoy con mi familia, que están con buena salud, que yo estoy jugando... Qué más puedo pedir.