Baloncesto / Liga Endesa

Tras la tormenta, a por el Andorra

19/06/2020

No dolió tanto la derrota en el estreno de la fase ante el Real por esperada pero sí por abultada. El -18 (91-73) obliga al Herbalife Gran Canaria no solo a ganar este sábadoe (17.30 horas, Movistar Deportes) al MoraBanc Andorra, que tampoco pudo sonreír en su debut (derrota ante el Valencia Basket por 74-90) sino a intentar hacerlo por la máxima diferencia posible.

Sin embargo, la prioridad, lógicamente, será ganar. El tropiezo ante el actual campeón entraba en los planes claretianos desde que supo el calendario. Como también entra que el grupo de Pablo Laso no tropiece en ninguno de sus cinco encuentros de esta primera fase, lo que da margen al Granca para lograr el objetivo, alcanzar un puesto en la semifinal.

Pero para ello tiene que ganar sí o sí este sábado. Una segunda derrota no lo eliminaría de manera matemática con tres jornadas más por disputarse, pero sí le alejaría mucho del reto en La Fonteta y, además, le mermaría sobremanera su moral.

En el tropiezo ante el grupo de Laso hay esperanza. Si el grupo de Fotis Katsikaris es capaz de jugar desde el primer segundo como lo hizo a partir de la mitad del segundo cuarto ante el Madrid, no debería tener problemas para optar de manera calara al triunfo.

Se topa esta vez en La Fonteta con un Andorra menguado en centímetros con las bajas de Dejan Musli y Moussa Diagné, ambas por lesión, piezas fundamentales en la rotación de Ibon Navarro, donde dos de sus ala-pívots (Nacho Llovet y Tyson Pérez) están obligados a echarle una mano en el puesto de cinco al recién llegado Tunde Olumuyiwa.

Sin embargo, el verdadero potencial del Andorra está en su tiro exterior, donde el examarillo Clevin Hannah, Dejan Todorovic, David Walker, David Jelínek o Jeremy Senglin poseen muñecas de calidad para hacerle daño a cualquier rival.

Aunque los últimos precedentes juegan muy a favor del Herbalife, que se impuso en los dos encuentros de este curso en la fase regular (80-67 y 60-70), el de esta tarde es otra historia. Una final en toda regla, teniendo en cuenta lo rezagado que se va a quedar el que pierda.

La reacción, aunque insuficiente, del Gran Canaria ante el Madrid debe servir de guía para encarar la cita. Eso y el paso al frente de muchos de sus jugadores, sin protagonismo en el estreno de Valencia.

Necesita, como siempre, la aportación de todo su grupo. A Costello no hace falta recordárselo, pero sí a muñecas importantes como las de Harper, Cook, Okoye, Rabaseda o Beirán (solo 18 puntos entre todos ante el Madrid), cuya aportación debe subir sobremanera en esta segunda y ya casi decisiva jornada.

Deberá dejar fuera de la rotación, una vez más, Katsikaris a dos de sus jugadores. Fabio Santana y Jovan Kljajic fueron los primeros sacrificados en la jornada inaugural, y todo pinta a que se repetirá la fórmula, toda vez que el primero pierde protagonismo con la presencia de Manu Lecomte y los centímetros de Khalifa Diop son, de momento, más aprovechables que la calidad del escolta montenegrino. Pero independientemente de los descartados, toca ganar para no quedarse descolgado a las primeras de cambio de una primera fase exigente y con muy poco margen al error. Porque una segunda derrota le dejaría casi sin protagonismo en un torneo para disfrutar, pero también para intentar llegar a lo más lejos. Al menos hasta las semifinales. Que no sería poco.